/ 4
Md
Md
Aymeric Bergada du Cadet. Cortesía de StyleLikeU.
Md
Sarah Sophie Flicker. Cortesía de StyleLikeU.
Md
Jean Lebrun. Cortesía de StyleLikeU.

El vestirse como autoconocimiento. Entrevista con StyleLikeU

noviembre 21, 2017

La industria de la moda y sus medios han tenido, desde hace mucho, el dominio sobre la definición de la belleza. A partir de las imágenes meticulosamente construidas que emiten, han generado los «cánones» de la belleza contemporánea, mismos que contienen, a su vez, indicaciones sobre lo «correcto» y lo «valioso». Todo aquello que queda fuera de esos rígidos parámetros es el punto de partida para los proyectos de StyleLikeU.

Para Elisa Goodkind y Lily Mandelbaum (y el resto de su equipo en StyleLikeU), la manera de vestirse y la construcción de un estilo propio son herramientas para reapropiarse del término y resignificarlo; decidir por uno mismo lo que significa ser bello. Hablamos con Lily sobre la historia y los intereses del proyecto.

 

—¿Podrías decirnos, en general, de qué va StyleLikeU?

Nunca sé con qué palabra nombrarlo; si una plataforma, un movimiento, un canal de YouTube. Pero sí, de manera más práctica o directa, es un canal de YouTube en el que hacemos videos estilo documental sobre personas con estilos personales únicos e inspiradores. El mensaje de los videos y los perfiles es que el estilo y la belleza se relacionan con sentirse cómodo en la propia piel —que se trata de procesos de autoaceptación. Se trata de una lucha contra los ideales dominantes de la belleza y la noción de que hay que encajar con un ideal singular y exclusiva para ser hermoso. Nuestro objetivo es hacer del estilo y la moda, del vestirse cada mañana, un acto de amor propio en lugar de algo que tortura a las personas porque sienten que no son lo suficientemente buenas.

StyleLikeU ha realizado muchos videos diferentes a lo largo de los años. Más recientemente (durante los últimos tres años) nos hemos enfocado en el proyecto What’s Underneath, pero nuestro objetivo es volver a hacer muchas series diferentes a la vez. Todos nuestros proyectos exploran lo que hay detrás de los estilos personales realmente estimulantes de las personas que marchan al ritmo de su propio tambor y no se conforman con estos ideales limitados —esto con el fin de inspirar a otras personas a abrir sus mentes.

—Empezaste este proyecto con tu madre, ¿cierto? ¿Estudiaron algo relacionado con la moda?
Bueno, mi mamá estuvo en la industria de la moda durante mucho tiempo antes de que comenzáramos esto. Ella era estilista y editora en los años ochenta para algunas revistas, y luego regresó a la industria a principios de los dos mil, cuando mi hermano y yo éramos mayores. Al volver, estaba realmente desilusionada acerca de cuán homogéneo, hecho en serie y corporativo se había vuelto. Y cómo se había transformado de un proceso creativo a una máquina desalmada y codiciosa que sólo buscaba hacer que las personas se sintieran mal consigo mismas para que compraran cosas.

Ella estaba realmente molesta y se sentía muy desconcertada con respecto a su propia carrera como estilista y editora cuando comenzamos esto. Yo era estudiante de primer año en la universidad, y estaba planeando estudiar antropología y cine documental. Pero no me interesaba la moda. En realidad, solía decir que nunca trabajaría en la industria de la moda. Todavía me siento rara, incluso, llamándole moda. Cuando necesito dar una respuesta rápida de lo que hago, por ejemplo, me siento rara llamándole moda porque tiene muchas connotaciones negativas. La gente hace suposiciones, como que la moda es superficial. Y lo es, los medios se han vuelto de esa manera. Entonces realmente no sé cómo describirlo. Me complace decir moda si estamos reinventando lo que eso significa.

Elisa Goodkind y Lily Mandelbaum. Cortesía de StyleLikeU.

—Y, claro, están trabajando desde la posición de buscar que la moda sea por y para las personas, de recuperarla y hacerla propia.
Sí, exacto. Estamos tratando de redefinirlo, de quitarle la connotación de mala palabra, porque creo que se ha convertido en una especie de palabrota. A menudo, si me encuentro con alguien y me preguntan a qué me dedico, y digo que trabajo en la moda —si tengo que dar una respuesta rápida—, me dirán: «No me juzgues, no me arreglé…». Es como si siempre tuvieran miedo, y eso no debería ser así, está mal.

—Y, desde que comenzaste con este proyecto, ¿has notado algún cambio en la industria de la moda?
Bueno, lo que ha sucedido es que, gracias a las redes sociales, y gracias a que personas como mi madre y yo hemos podido tener una voz en internet, han surgido —y ganado popularidad— todas estas ideas y movimientos que le han permitido a las personas percatarse de que hay otras maneras de pensar las cosas más allá de las ofrecidas por los medios. A partir de ello, las marcas y los medios se han visto obligados a adaptarse a este mensaje y a usar a personalidades de Instagram en sus campañas, por ejemplo. Creo que eso está muy bien. Es bueno porque las personas están determinando ahora más que nunca lo que los medios de la moda tienen que hacer y publicar, porque su poder está en sus números.

Esa parte es sin duda emocionante, pero realmente no creo que la industria haya cambiado porque les importe mucho más la gente y su bienestar. Creo que sólo ven que esta es una nueva oportunidad para ganar dinero. En el núcleo de su negocio no creo que estén pensando en apoyar a los movimientos de positividad corporal. Tal vez algunos de ellos sí lo hagan, no sé. Simplemente creo que están pensando «Claro, ahí es donde está el dinero ahora, voy a promover esta diversidad e imágenes de apreciación por los diferentes cuerpos». Es mejor que nada, pero no creo que sea el cambio más auténtico. Y aún hay un largo camino por recorrer incluso con eso. Es decir, todavía hay muchos mensajes mezclados y negativos que emergen en tantos niveles de medios.

Creo que eso es lo mejor de las redes sociales, que han dado voz a las personas para crear sus propias comunidades, comunidades de nicho donde las personas pueden encontrar otras personas que son como ellos, o con las que se relacionan más. Recuerdo que, cuando era pequeña, existían estos gigantes intermediarios, como la televisión o las revistas, por lo que no sabíamos que había algo más allá. Me parece excelente que eso haya cambiado.

Mara Hruby. Cortesía de StyleLikeU.

—¿Tienen un manual preestablecido de preguntas para las entrevistas de What’s Underneath, o es más bien una conversación?
Es una conversación bastante orgánica. Tenemos cinco o seis preguntas que les hacemos a todos a lo largo de la entrevista, y que funcionan como pilares de la conversación, pero estamos realmente enfocados en lo que la gente dice y dejamos que la conversación fluya naturalmente hacia donde pueda. También somos muy curiosos. Normalmente, no sabemos mucho sobre la persona antes de entrevistarla para que podamos estar en el momento y ser curiosos.

Y, ¿cuál es el proceso de selección para las personas que participan en las entrevistas?
En primer lugar, buscamos a personas sobre quienes sentimos que, visualmente, podemos detectar algo intangible por la manera en la que se manifiestan libremente, la manera en la que se expresan a sí mismos en el exterior, con la manera en la que visten. Y bueno, siempre partimos desde la diversidad, por lo que buscamos personas de todo tipo de cuerpo, todas las edades, todas las razas, todas las expresiones de género y todos los antecedentes socioeconómicos. Conocido, no muy conocido; siempre intentamos mantenerlo equilibrado.
Entonces, primero, buscamos esa sensación de estilo que parece auténtica y parece libre. Después de eso, nuestro director de casting habla con ellos por teléfono, bastante extensamente, por lo general, con el fin de asegurarse de que van a estar dispuestos a ser honestos y súper vulnerables, porque esa es la parte más importante de nuestros videos, que ellos estén dispuestos a desmantelar la fachada de su imagen y mostrar lo que hay debajo de ella. Por lo tanto, necesitamos asegurarnos de que se sientan cómodos con ser vulnerables en términos de las cosas que podrían tener muy dentro. Y bueno, minuto a minuto estamos pensando en las historias que aún no hemos contado, tratando de encontrar nuevas perspectivas.

Lea Delaria.Cortesía de StyleLikeU.

¿Y tienen intereses específicos, como el género o el origen étnico?
Creo que estamos interesadas en proporcionar una plataforma a diferentes personas que se sienten marginadas por los principales ideales de belleza. Esto es, las personas que no encajan debido a su expresión de género o las personas que no encajan por su tipo de cuerpo, las mujeres que son mayores o las personas de color, las personas que viven con alguna discapacidad. Sin embargo, no vamos a dejar de presentar a alguien porque sea blanco, rubio y delgado. Estamos igualmente interesadas en ellos, pues también tienen su historia. Realmente estamos tratando de ser lo más inclusivas posible.

Bethan Hardison. Cortesía de StyleLikeU.

—¿Tienen algún estudio relacionado con la identidad, o son sólo las cosas que aprenden durante las conversaciones?

Sí, es sólo aprender a través de las conversaciones. Hemos aprendido mucho sobre la identidad y las diferentes identidades, pero esa no era la intención inicial. La intención inicial era simplemente hablar con las personas hacia las que nos sentimos atraídos por su estilo y que nos inspiran. Se trata de lo que hay debajo de su estilo, se trata de su espíritu, y se de cuán cómodos están en su individualidad y en su piel. Y han surgido otras cosas, como estos temas más profundos de la exploración de la identidad o los males de nuestra cultura. Son temas que han salido casi accidentalmente de esa corazonada inicial, en la que sólo buscábamos mostrar que, para nosotros, el estilo no se trata únicamente de pretender o buscar ser otra persona, no se trata de encajar en una tendencia, ni de quién tiene más dinero, quién es más famoso, quién tiene la mayor cantidad de ropa de diseñador; se trata de sentirse cómodo con lo que eres. Todos estos otros temas salen a la luz porque cuando presentamos personas que se sienten realmente cómodas con quienes son, a menudo, en realidad son librepensadores, por lo que rompen muchos esterotipos en lo que respecta a la identidad.

Esa fue realmente la intención inicial. Y todavía es lo que sentimos. Quiero decir, sentimos que las personas que son más bellas y que tienen el mejor estilo son verdaderamente aquellas que aceptan y se apropian de las cosas que, en realidad, son las más rechazadas por la cultura, como la imperfección o el defecto, lo que los hace extraños o diferentes. Aquellos que le han dado la vuelta y se lo han reapropiado, en lugar de avergonzarse de ello, e incluso lo han convertido en su mejor recurso. Eso es como el hilo conductor de todos los que hemos presentado. Por ejemplo, en lugar de odiar sus gorditos o su celulitis, avergonzarse de que se sienten más masculinas o femeninos, en realidad se han dado cuenta de que eso los ha convertido en lo que son y que es, en realidad, un gran regalo. Debido a eso realmente irradian la mayor belleza. Ese es nuestro mensaje, pero de ahí surgen muchas otras cosas.

Lauren Wasser. Cortesía de StyleLikeU.

 

 

Cathy Cooper. Cortesía de StyleLikeU.

—¿Recuerdas alguna conversación que te haya gustado especialmente, o de la que hayas aprendido algo en particular?

Todas y cada una. La que siempre se destaca es una que tuvimos al comienzo del proyecto What’s Underneath. Estábamos presentando a la modelo Melanie Gaydos, que tiene displasia ectodérmica —un trastorno genético—, por lo que se ve muy diferente a la mayoría de las personas. Ella ha tenido la vida más difícil, ya sabes, luchas interminables. Salir por la puerta es una batalla cotidiana debido a la forma en que la gente la trata. Pero al final de la entrevista le preguntamos si alguna vez cambiaría su experiencia y ella dijo que no, porque cree que sería aburrida. Y ese es un poco el mensaje definitivo de lo que estamos haciendo, que uno no debe buscar encajar con esta norma genérica; eso no es tu ser individual, y cada lucha es lo que te hace bella y te hace interesante y una persona completa. Ese es un momento que destaca. Pero ahora tenemos muchos de esos momentos.

Melanie Gaydos. Cortesía de StyleLikeU.

 

 

 

Recientemente, StyleLikeU publicó True Style is What’s Underneath. The Self Acceptance Revolution, que reúne algunas de las ideas principales de las personas con las que han trabajado a lo largo de los años. Para acercarse a éste, y al resto de los contenidos del proyecto, te recomendamos visitar su página web.

 

Elena Coll es editora e investigadora egresada de la carrera en Estudios y Gestión de la Cultura. Actualmente trabaja como coordinadora editorial de Código y colabora en distintos medios.

[17 de noviembre del 2017]

Ar
De la edición como diálogo crítico. Entrevista con Damián Ortega.
Christian Barragán
diciembre 08, 2017
Ar
Agenda: Lo más esperado del mes
Código
diciembre 01, 2017
St
Ciudad de México: 5 creadores recomiendan sus lugares favoritos
diciembre 14, 2017
Ar
Ensayo: Arte y frontera
Santiago Robles
diciembre 12, 2017
Cn
Lista: 7 documentales sobre el ejército en las calles
Magali Olivera
diciembre 18, 2017
Ar
Lo que queda del año: 10 exposiciones para cerrar el 2017
Código
junio 30, 2017
Ar
Opinión: ¿Para qué sirven las escuelas de arte en la actualidad?
Plataforma Arte Educación
febrero 08, 2017
Cn
15 películas del siglo XXI que destacan por su fotografía
julio 25, 2016
Ds
Lista: 5 proyectos de diseño social mexicano
Elena Coll
noviembre 20, 2017
Md
El vestirse como autoconocimiento. Entrevista con StyleLikeU
Elena Coll
noviembre 21, 2017
Ar
Cuauhtémoc Medina, curador en jefe de la Bienal de Shanghái 2018
Código
noviembre 24, 2017
Aq
Lista: 5 diseños urbanos que encuentras a cada paso en la Ciudad de México
Nydia Valerio
diciembre 15, 2017
Cn
Reseña: The Square. El centro sin contorno
Gabriel Rodríguez Liceaga
noviembre 27, 2017
Ar
5 exposiciones destacadas de Gallery Weekend CDMX
Luis Ángel Ramírez
noviembre 24, 2017
Cn
Pero el centro sigue colapsando y recomponiéndose. Reseña: Joan Didion: El centro cede
Roberto Culebro
noviembre 23, 2017
Ar
A 100 años de la Revolución Rusa: El legado del arte soviético
Adriana Melchor Betancourt
diciembre 13, 2017
Ar
Lista: Las galerías mexicanas en Art Basel Miami 2017
Código
diciembre 04, 2017
Lo más leído