/ 18
Ar
Jean-Luc Moulène, Verde, azul, blanco, negro y rojo (2015). En la Torre de los Vientos
Ar
Jean-Luc Moulène, Verde, azul, blanco, negro y rojo (2015). En la Torre de los Vientos
Ar
Jean-Luc Moulène, Verde, azul, blanco, negro y rojo (2015). En la Torre de los Vientos
Ar
Jean-Luc Moulène, Verde, azul, blanco, negro y rojo (2015). En la Torre de los Vientos
Ar
Jean-Luc Moulène, Verde, azul, blanco, negro y rojo (2015). En la Torre de los Vientos
Ar
Jean-Luc Moulène, Verde, azul, blanco, negro y rojo (2015). En la Torre de los Vientos
Ar
Jean-Luc Moulène, Verde, azul, blanco, negro y rojo (2015). En la Torre de los Vientos
Ar
Jean-Luc Moulène, Verde, azul, blanco, negro y rojo (2015). En la Torre de los Vientos
Ar
Jean-Luc Moulène, Verde, azul, blanco, negro y rojo (2015). En la Torre de los Vientos
Ar
Jean-Luc Moulène, Verde, azul, blanco, negro y rojo (2015). En la Torre de los Vientos
Ar
Jean-Luc Moulène, Verde, azul, blanco, negro y rojo (2015). En la Torre de los Vientos
Ar
Jean-Luc Moulène, Verde, azul, blanco, negro y rojo (2015). En la Torre de los Vientos
Ar
Jean-Luc Moulène, Verde, azul, blanco, negro y rojo (2015). En la Torre de los Vientos
Ar
Jean-Luc Moulène, Verde, azul, blanco, negro y rojo (2015). En la Torre de los Vientos
Ar
Jean-Luc Moulène, Verde, azul, blanco, negro y rojo (2015). En la Torre de los Vientos
Ar
Jean-Luc Moulène, Verde, azul, blanco, negro y rojo (2015). En la Torre de los Vientos
Ar
Jean-Luc Moulène, Verde, azul, blanco, negro y rojo (2015). En la Torre de los Vientos
Ar
Jean-Luc Moulène, Verde, azul, blanco, negro y rojo (2015). En la Torre de los Vientos

Verde, azul, blanco, negro y rojo en la Torre de los Vientos

noviembre 03, 2015

Para Jean-Luc Moulène el arte no entiende de categorías. Aunque su trabajo está principalmente asociado con la fotografía, sus aproximaciones artísticas —en la pintura, la escultura o la instalación— son un pretexto para explorar la imagen y el lenguaje de lo visual. Así lo ha dejado ver en su más reciente proyecto en México VERDE AZUL BLANCO NEGRO ROJO, donde conviven la pintura, la escultura y la arquitectura aunque sin distinción categórica: “Es mejor empezar a pensar el arte sin categorías. ¿Qué es la escultura? No está claro. ¿Qué es la pintura? Menos [claro] aun. Cuando la gente pinta la pared de su casa también es pintura aplicada a arquitectura. Entonces, esas categorías no sirven. Hay que inventar formas actuales que ocupen todo lo que es posible.”

La intervención se realizó en la Torre de los Vientos que fuera construida en 1968 por Gonzalo Fonseca para representar a Uruguay dentro de la Ruta de la Amistad. Con la intención de jugar con la dimensión espacial y la experiencia de movimiento que pueden surgir a partir del estar presente, Moulène (Francia, 1955) partió del concepto de “escultura habitable” que el arquitecto uruguayo otorgó a este espacio. Así, pintó 38 rectángulos que sobresalieron de la pared de la Torre después de la intervención Sobre Negro que el artista Arturo Hernández Alcázar realizó en febrero.

El artista francés pintó con pintura BIC de colores verde, azul, negro y rojo, cada una de las 38 superficies blancas que, vistas como un gesto artístico involuntario, simulan relieves sobre un plano escultórico. Al entrar a la Torre, se puede observar que los pequeños cuadros de color envuelven los muros blancos como una composición azarosa, que bien puede seguir un orden vertical, horizontal o en espiral. Una vez en el centro, el espacio exige alzar la mirada para detectar cada uno de los colores y notar, al mismo tiempo, que estos pueden cambiar ligeramente su tonalidad por efecto de la luz.

Por su parte, el contraste entre las superposición de colores sobre el muro blanco y las condiciones del espacio provocan esa sensación de movimiento que a Moulène le interesó subrayar como una condición del espacio original. Y la selección de colores jugó un papel determinante en esto: “Los colores actúan y producen efectos que son poco conocidos: el rojo adensa, el azul te abstrae, el verde fija las cosas y el negro es como un signo. Cuando me enteré del espacio vacío, la primera cosa que noté es que es como una capilla, tiene un movimiento de ascensión. Si fuera católico, te diría que es la ascensión del alma. La luz cae desde arriba hasta abajo. Ese doble movimiento está presente en toda la historia de la religión. Yo no soy religioso, pero me interesan las cuestiones sagradas y, políticamente, considero que lo sagrado hoy son los espacios comunes donde la gente interactúa. No son representaciones, son presencias.”

Es aquí donde la idea de la escultura habitable se hace más presente. En la plática que sostuvo con Código, el artista agregó que la presencia “permite generar una sensación de pertenencia, no como una identidad o una comunidad, sino pertenecer a algo que nos reúne sin jerarquía, sin representación. Todo el mundo igual, como un espacio democrático. Por eso aproveché esos cuadros —que ya aparecían misteriosos— para hacer capas […] que producen esa suspensión de movimiento.”

Además, como bien apunta el artista, los colores se convierten en un lenguaje que se puede entender aquí o en China. Aunque están dispuestos en un espacio en México, su sentido “no depende del lugar donde está, ni de la identidad o el territorio, que son nociones cargadas de poder.” En este contexto, el proyecto no enuncia, pero detona: “Una obra no te dice lo que es bueno o malo. En una pieza tienes que generar confrontación. Una guerra que es interna. Yo no resuelvo un problema, pero sí puedo indicar, desde el arte, las posibilidades e ir más allá de esa confrontación. Yo he hecho mi trabajo, pero con tu presencia el problema se convierte en tuyo.”

¿El arte como una espacio de negociación? “Absolutamente. [Este espacio] es como una antena que emite colores. Yo no resuelvo nada, sólo busco mostrar para que cada uno [como espectador] se vuelva responsable de la situación, política, social y estéticamente.”

Bajo la curaduría de Michel Blancsubé, VERDE AZUL BLANCO NEGRO ROJO fue inaugurada el pasado 31 de octubre y se presentará en la Torre de los Vientos hasta el 28 de febrero de 2016, como parte del programa de intervenciones de la Ruta de la Amistad.

 


VERDE AZUL BLANCO NEGRO ROJO
Torre de los Vientos
Periférico Sur con Zacatepetl
Horarios: sábados de 12 a 18 hrs.

www.mexico68.org

 

Ar
Agenda: Lo más esperado del mes
Código
diciembre 01, 2017
Ar
De la edición como diálogo crítico. Entrevista con Damián Ortega.
Christian Barragán
diciembre 08, 2017
St
Ciudad de México: 5 creadores recomiendan sus lugares favoritos
diciembre 14, 2017
Ar
Ensayo: Arte y frontera
Santiago Robles
diciembre 12, 2017
Ar
Lo que queda del año: 10 exposiciones para cerrar el 2017
Código
junio 30, 2017
Ar
Opinión: ¿Para qué sirven las escuelas de arte en la actualidad?
Plataforma Arte Educación
febrero 08, 2017
Cn
15 películas del siglo XXI que destacan por su fotografía
julio 25, 2016
Ds
Lista: 6 piezas destacadas de diseño mexicano en Inédito
Xavier Loránd
noviembre 16, 2017
Ds
Lista: 5 proyectos de diseño social mexicano
Elena Coll
noviembre 20, 2017
Md
El vestirse como autoconocimiento. Entrevista con StyleLikeU
Elena Coll
noviembre 21, 2017
Ar
Cuauhtémoc Medina, curador en jefe de la Bienal de Shanghái 2018
Código
noviembre 24, 2017
Aq
Entrevista con Forensic Architecture: La desaparición como narrativa
noviembre 16, 2017
Cn
Reseña: The Square. El centro sin contorno
Gabriel Rodríguez Liceaga
noviembre 27, 2017
Ar
5 exposiciones destacadas de Gallery Weekend CDMX
Luis Ángel Ramírez
noviembre 24, 2017
Cn
Pero el centro sigue colapsando y recomponiéndose. Reseña: Joan Didion: El centro cede
Roberto Culebro
noviembre 23, 2017
Ar
Lista: Las galerías mexicanas en Art Basel Miami 2017
Código
diciembre 04, 2017
Ar
Destacado: El Museo Louvre Abu Dabi
Herson Barona
noviembre 30, 2017
Aq
Reseña: Perspectivas. Tatiana Bilbao Estudio
Juan Zertuche
noviembre 28, 2017
Lo más leído