/ 5
Ar
Melanie Smith, Obscuridades Bucólicas (2017). Cortesía de La Tallera
Ar
Melanie Smith, Obscuridades Bucólicas (2017). Cortesía de La Tallera
Ar
Melanie Smith, Obscuridades Bucólicas (2017). Cortesía de La Tallera
Ar
Melanie Smith, Obscuridades Bucólicas (2017). Cortesía de La Tallera
Ar
Melanie Smith, Obscuridades Bucólicas (2017). Cortesía de La Tallera

Reseña: Obscuridades bucólicas: tableaux vivants, de Melanie Smith

mayo 17, 2017

Melanie Smith (Reino Unido, 1965) se ha interesado por explorar los límites y contrastes de una serie de dualidades: lo natural y lo artificial, la ciudad y la periferia, lo racional y lo natural. En su más reciente proyecto, Obscuridades bucólicas: tableaux vivants, siete activaciones a partir de la obra de Hieronymus Bosch y Pieter Brueghel el Viejo, y paralelas a la Sala poliangular de David Alfaro Siqueiros, continúa inquiriendo los límites entre la pintura, el cine y la representación, haciendo eco en los experimentos de Siqueiros por medio de estructuras compositivas —en las que recurre a conceptos cinemáticos—, creadas para ser contempladas por un observador en movimiento,

Las activaciones corresponden a siete puestas en escena de pinturas de «El Bosco» y Pieter Brueghel «el Viejo». Por su parte, durante la exhibición se podrá ver al artista Roberto Mondragón creando un mural que retrata fragmentos de distintas escenas, mientras que al otro lado del muro se proyectan en gran formato videos tomados por las cámaras de seguridad de la sala. Sin embargo, ni el mural ni los videos son documentos fieles del proceso, sino fragmentos que se superponen y combinan con las acciones en vivo, generando desplazamientos y tensiones entre estos distintos medios.

Las escenas elegidas retratan un caos y una incertidumbre que fácilmente podrían traducirse a la época que vivimos. Pensar las obras del Bosco y Brueghel en el presente conduce a preguntas como: ¿quiénes son aquellos que nos arrastran a la perdición?, ¿cuál es ese infierno al que estamos dirigiéndonos?, ¿por qué seguimos siendo engañados por charlatanes?, ¿a qué tentaciones sucumbiría San Antonio hoy?

Susan Sontag afirma que fotografiar significa apropiarse de lo fotografiado. De manera similar, las acciones de Smith recurren a lo pictórico para señalar una problemática que va más allá de la superficie pintada: es a través de acciones en vivo que involucran a un gran número de personas, dentro y fuera de escena, que la artista logra generar una catarsis donde lo inesperado y lo incontrolable son parte importante del desarrollo de la pieza. Estableciendo, así, paralelismos entre el paso de la Edad  Media al Renacimiento y el presente.

Por otro lado, el escenario, la utilería y el vestuario realizados para la acción, así como los actores, lejos de recrear fielmente las pinturas en cuestión, a la manera del divertimento decimonónico del tablaeux, se convierten en piezas de un gran ajedrez y en pasajeros de una nave de locos que pareciera no dirigirse a ningún lugar.

Alfonso Santiago es diseñador editorial por la Facultad de Artes y Diseño de la UNAM. Actualmente coordina Ediciones Transversales y el proyecto editorial del ESPAC. Ha participado en proyectos educativos en distintas instituciones. 

[17 de mayo de 2017]

Lo más leído