/ 5
Ar
Mark Powell, For Sale Detroit (2015). Vista de instalación. Cortesía de Arróniz
Ar
Mark Powell, 1984 Dearing Street (2015). Cortesía de Arróniz
Ar
Mark Powell, 9309 American Street (2015). Cortesía de Arróniz
Ar
Mark Powell, 9283 Appoline StreetMark Powell (2015). Cortesía de Arróniz
Ar
Mark Powell, 13558 Sunset Street (2015). Cortesía de Arróniz

Reseña: For Sale Detroit, de Mark Powell

enero 19, 2016

En el invierno de 1995, Mark Powell recorrió Detroit —donde vivía en ese entonces— en el auto de su amigo Todd. La ciudad aún no padecía los efectos de la crisis de 2008, pero su paisaje ya estaba marcado por una atmósfera de decadencia que resultó atractiva para ambos jóvenes. En una acción considerada actualmente por el artista como un Dada Driving, Powell y Todd recorrieron los distritos más bajos de la región de Michigan hasta despojar a una familia de su casa. ¿Cómo? Todd pagó un dólar, firmó un contrato y entregó una fotocopia de su identificación. Ni más ni menos.

La historia es narrada por Powell (Decatur, Illinois, 1968) en el ensayo “Dada Driving. Background” (2015), que contextualiza la serie de fotografías For Sale Detroit (2015), exhibidas el pasado septiembre en la galería Arróniz Arte Contemporáneo, dentro de Gallery Weekend. Aunque las imágenes muestran diferentes perspectivas de casas aparentemente abandonadas en Detroit, en realidad constituyen un vestigio de aquello que rodea la idea del hogar. O desde una mirada actual: una ruina vulgar de la crisis inmobiliaria de 2008.

For Sale Detroit puede observarse desde tres niveles de lectura: 1) el vínculo del relato con el Dada, 2) el simbolismo de la imagen y 3) el juego de valor entre la casa y la fotografía como arte. Si bien las casas capturadas en la serie no corresponden a las mismas visitadas por Powell en 1995, la serie posee un espectro dadaísta, azaroso. Un gesto que, gracias al relato de Powell, fusiona en una misma imagen el pasado con el presente. Para el artista lo importante no es la casa, sino lo que representa.

Durante la exposición se podía adquirir una pieza de la serie y la casa retratada. Powell compró cuatro casas y asignó un valor de acuerdo a las políticas del mundo del arte. Al adquirir la obra, el coleccionista obtenía la fotografía y los documentos legales con la transferencia de título de la propiedad. De esta manera, el artista estableció una dinámica de especulación capaz de fusionar el valor inmobiliario y el valor artístico. Aunque probablemente obvia, la apuesta más contundente es el dominio del aura de la imagen como obra de arte a partir de la conversión de la casa en un objeto artístico.

Una segunda faceta del proyecto contempla convertir las casas en residencias artísticas anuales. Además de artistas visuales, se buscará invitar a poetas o arquitectos de México y América Latina, que también podrán intervenir el espacio.

For Sale Detroit fue presentada del 18 de septiembre al 28 de octubre de 2015 en la Galería Arróniz, ciudad de México.

 

Lo más leído