/ 3
Aq
TEN Arquitectos, CASITA (2014). Mott Haven, Nueva York. Cortesía de los arquitectos
Aq
TEN Arquitectos, CASITA (2014). Mott Haven, Nueva York. Cortesía de los arquitectos
Aq
TEN Arquitectos, CASITA (2014). Mott Haven, Nueva York. Cortesía de los arquitectos

Reseña: CASITA, de TEN Arquitectos

Febrero 11, 2015

Lewis Mumford decía que la ciudad es un instrumento de vida colectiva, la forma y el símbolo de una relación social integrada. Si esto es así, en el vínculo de las personas se constituye una urbe. Aunque uno de los debates más trascendentes de la actualidad gira en torno a la evolución de los espacios públicos, apenas conocemos algunos lugares que generan empatía. El espacio es público sólo cuando se activa por la presencia de una acción colectiva.

En este contexto surge CASITA, diseñada para llevar a cabo actividades funcionales y rituales que se cohesionan con la vida cotidiana. Este pabellón modular de TEN Arquitectos, ubicado en el barrio de Mott Haven, en el Bronx, es parte de una iniciativa de regeneración urbana y cultural que pertenece al New York Restoration Project.

Armados en madera, los tres módulos de la casita permiten múltiples lecturas, que se pueden vincular al desarrollo de las áreas verdes del Willis Avenue Community Garden. La cubierta, pergolada en una sección, y con un techo de acero corrugado en otra, funciona como ancla para el jardín, donde también se colocaron jardineras y contenedores para composta. Así, este trabajo apuesta por estructuras modulares para que las comunidades locales generen reacciones positivas
en cadena.

A pesar de lo anterior, el lugar no es una fachada que garantice el carácter público del espacio. Para conseguirlo se requiere de la participación de los usuarios, el vínculo con otras partes de la ciudad y el establecimiento de políticas formales o informales que den vida a procesos activos de la comunidad. Los espacios no son casilleros que deben ser llenados por construcciones: son lugares comunes que sirven para propiciar encuentros o, incluso, conflictos.

Si se pintan muros, se añaden cuartos o se decoran paredes este tipo de proyectos generan empatía. Ocurre lo mismo al
rehabilitar una casa o una casita: nos adaptamos a un espacio mientras nos apropiamos de sus huecos. La arquitectura sucede cuando surge ese acto de transformación.

 

Juan José Kochen | @kochenjj es arquitecto, editor y consultor. Escribió para Reforma, fue editor de Arquine y consultor del Infonavit. Es coordinador de sustentabilidad e innovación en ICA y profesor de Arquitectura de la UNAM.

 


Este texto fue publicado en Código 85 — Economías para un mundo posible, ahora en circulación.


[10 de febrero de 2015]

Lo más leído