/ 5
Aq
RCR Arquitectes, Guardería El pequeño Comte (2005-2010). Imagen tomada de rcrbunkafundacio.cat
Aq
RCR Arquitectes, Casa para un editor (1996-2000). Imagen tomada de rcrbunkafundacio.cat
Aq
RCR Arquitectes, Mediateca Waalsekrook (2010-2017). Imagen tomada de rcrbunkafundacio.cat
Aq
RCR Arquitectes, casas rurales. Imagen tomada de archdaily.com
Aq
RCR Arquitectes, Marquesina para el restaurante Le Cols (2007-2011). Imagen tomada de rcrbunkafundacio.cat

RCR, el estudio arquitectónico ganador del Premio Pritzker 2017

Marzo 02, 2017

El pasado 1 de marzo de 2017 se anunció como ganadora del Premio Pritzker de Arquitectura a RCR, un estudio catalán dirigido por los arquitectos Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramon Vilata. Aunque es poco conocida globalmente, ha tenido un gran impacto en el desarrollo de la arquitectura contemporánea de su región. El anuncio del premio tomó por sorpresa al mundo de la arquitectura debido a que es la primera vez que se le otorga a un trío; sin embargo, en 2010 la firma dirigida por Kazuo Sejima y Ryue Nishizawa fue reconocida por su destacada trayectoria de más de 15 años de trabajo colaborativo.

El Premio Pritzker de Arquitectura inició en 1979, promovido por la Fundación Hyatt y creado por la familia Pritzker, originaria de Chicago. Cada año, el arquitecto —o el estudio arquitectónico ganador— goza de un premio de cien mil dólares, además de una medalla de bronce. Las nominaciones son aceptadas internacionalmente por personas de diferentes áreas del conocimiento relacionadas con la arquitectura.

La organización que otorga el premio, comparada en ocasiones con el Nobel, recibe nominaciones de diversas fuentes: desde arquitectos galardonados en años anteriores, críticos de arquitectura, académicos y políticos, hasta todo tipo de profesionales involucrados en actividades culturales relacionadas con el avance de la arquitectura a nivel mundial.

El trío galardonado ha trabajado durante más de 30 años en propuestas vanguardistas que se caracterizan por generar espacios que resaltan la belleza espacial y el manejo artesanal de los materiales, generando lugares que son apreciados tanto por su valor local como universal.

RCR estableció su oficina en la municipalidad de Olot —en Girona, España—, el pueblo natal de sus fundadores, y su trabajo arquitectónico busca generar una profunda relación con el paisaje, lo cual se logra por el interés que estos arquitectos tienen en comprender el contexto histórico y geográfico de las regiones donde construyen sus obras, tomando en cuenta la topografía, costumbres y cultura local. Estos y otros atributos hacen de sus obras elementos importantes del desarrollo de la arquitectura contemporánea.

Entre sus obras más destacadas se encuentran, entre otras, el Restaurante Cols, el cual fusiona materiales tradicionales con estructuras minimalistas y modernas; y el Petit Comte Kindergarten —que se encuentra en Besalú, Girona—, un colorido jardín de niños que da muestra del gran interés de los arquitectos de RCR en realizar obras que tengan incidencia directa en la comunidad.

Ésta es la segunda vez que arquitectos de nacionalidad española ganan el premio. El primero en recibirlo fue Rafael Moneo, en 1996, cuando este tenía 59 años de edad. Desde entonces es cada vez más frecuente ver arquitectos jóvenes, menores de 60 años, entre los galardonados.

[02 de marzo de 2017]

Lo más leído