/ 1
Aq

Una escultura arquitectónica: Proyecto Tamayo, por Tatiana Bilbao

octubre 22, 2013

Una estructura de madera que sirve de nexo entre el Museo Tamayo y el bosque es la intervención que Tatiana Bilbao presenta como parte de la quinta edición de Design Week México.

Se trata de un pabellón temporal inspirado en las instalaciones transitorias tienen lugar de manera periódica en la galería Serpentine de Londres.

La estructura hace dialogar a la edificación con su emplazamiento y crea un puente entre el “adentro” y el “afuera” a través de una serie de entramados de madera. Una especie de esqueleto de escaleras —cuya función no queda muy clara y que casi funciona mejor como escultura por su impacto visual— que se multiplican como un rizoma hasta expandir el espacio inicial. Bilbao consigue hacer de las dimensiones del lugar algo flexible y parece que el Tamayo extiende ahora sus brazos de madera en un abrazo hacia el parque.

La elección del material responde a cuatro requerimientos básicos del proyecto: temporalidad, ligereza, presupuesto y tiempo de construcción. Además, la madera funciona como un punto en común entre la naturaleza y la arquitectura, ya que es nativa de la primera y espina dorsal de la segunda.

La conversación generada entre el museo y el bosque se amplia incluyendo al público, ya que la estructura permite la interacción con los espectadores. De esta manera los visitantes activan la arquitectura y la convierten en algo dinámico y habitable, condición que es a la vez requisito y objetivo de esta disciplina.

La instalación es a la vez una escultura que se camina y una construcción que se contempla, de modo que mezcla una especialidad con otra en un amasijo exquisito llamado Design Week México.

www.museotamayo.org


[22 de octubre de 2013]

Lo más leído