/ 21
Ar
Laure Prouvost. ©Museo Tate
Ar
Laure Prouvost, Swallow (2013)
Ar
Laure Prouvost, Swallow (2013)
Ar
Laure Prouvost, Swallow (2013)
Ar
Laure Prouvost, The Wanderer (2012)
Ar
Laure Prouvost, The Wanderer (2012)
Ar
Laure Prouvost, The Wanderer (2012)
Ar
Laure Prouvost, Wantee (2012)
Ar
Laure Prouvost, Wantee (2012)
Ar
Laure Prouvost, Wantee (2012)
Ar
Laure Prouvost, Wantee (2012)
Ar
Laure Prouvost, For Forgetting, 2014. Cortesía de la artista.
Ar
Laure Prouvost, For Forgetting, 2014. Cortesía de la artista.
Ar
Laure Prouvost, Monolog (2009). Cortesía del museo Bielefelder Kunstverein
Ar
Laure Prouvost, Monolog (2009). Cortesía del museo Bielefelder Kunstverein
Ar
Laure Prouvost, Monolog (2009). Cortesía del museo Bielefelder Kunstverein
Ar
Laure Prouvost, Monolog (2009). Cortesía del museo Bielefelder Kunstverein
Ar
Laure Prouvost, Monolog (2009). Cortesía del museo Bielefelder Kunstverein
Ar
Laure Prouvost, Monolog (2009). Cortesía del museo Bielefelder Kunstverein
Ar
Laure Prouvost, Monolog (2009). Cortesía del museo Bielefelder Kunstverein
Ar
Laure Prouvost, Monolog (2009). Cortesía del museo Bielefelder Kunstverein

Perfil: Laure Prouvost, entre el lenguaje, la ficción y la representación

agosto 11, 2014

A través del video, la instalación y el performance, Laure Prouvost  (Lille, Francia, 1976) explora y desdibuja los límites entre la ficción y la realidad, desarticulando los conceptos convencionales del tiempo, el espacio y el lenguaje. Su obra se caracteriza por la creación de narrativas no lineales, así como por la experimentación con las posibilidades inagotables de la representación.

Para la artista francesa el video es un medio que permite entablar un diálogo más estrecho con el espectador a través de la detonación de los sentidos. Por su parte, el tiempo se convierte en un evento abstracto, sin principio y sin final, que escapa del sistema fijado.

Las obras de Prouvost, saturadas de imágenes intermitentes —en ocasiones discontinuas—, podrían evocar al absurdo, pero es justamente la anarquía visual la que le permite transmitir emociones de una forma más apegada al funcionamiento sensorial humano. Es el caso de Swallow (2013), video presentado como parte de la instalación Far from words en la Whitechapel Gallery, donde la artista traduce la sensación de los rayos del Sol sobre su rostro en estímulos visuales y auditivos que remiten al placer en general, subvirtiendo los conceptos sensoriales provocados al tragar metafóricamente imágenes. Con un escenario idílico cargado de clichés, provoca, a través de la visión y la escucha, sentidos que tradicionalmente no se asocian con la experiencia  audiovisual como el olfato, el gusto y el tacto.

El aparente sinsentido del lenguaje y su constante malinterpretación es también un tema recurrente en su obra. En The Wanderer (2012) narra por medio de instalaciones y video la versión traducida del alemán al inglés que el artista Rory Macbeth (quien no tenía conocimientos del idioma) hizo de una novela de Franz Kafka. El resultado fue una historia que difiere de la original al ser interpretada desde la intuición y la perspectiva personal.

he Wanderer (2012)

The Wanderer (2012)

Prouvost encuentra en estas incomprensiones del lenguaje la oportunidad de imaginar, construir nuevas posibilidades y crear una visión a partir de selecciones individuales de información. Así, en el video Owt (2007) contrapone de manera simultánea dos discursos completamente distintos. El audio es un análisis académico que el curador estadounidense Michael Connor realizó en torno al video, el cine y el arte; sin embargo, los subtítulos que acompañan la reflexión, en lugar de traducir, cuentan una historia trivial construida a partir de una selección de palabras dichas por el curador. Visualmente, la figura de Connor hablando se intercala con imágenes que hacen referencia a la historia alterna, y se crea una sola historia alimentada por dos versiones: la real y la interpretativa.

Otro elemento fundamental en el trabajo de Prouvost es la figura ficticia de su abuelo, un artista conceptual que desapareció desde hace meses tratando de cavar un túnel para llegar a África. En la video-instalación Wantee (2012), comisionada por la Tate Britain, la artista narra una relación imaginaria entre su abuelo y el artista alemán Kurt Schwitters. Apegándose a este imaginario, explora el tema de la memoria y la ficción por medio de una narrativa construida por reliquias que son definidas por la artista como aquellos objetos con un halo mágico en los que necesitamos creer.

El video se desenvuelve en la sala de una cabaña abandonada por sus abuelos, cargada de una atmósfera caótica, donde recorre pinturas y esculturas obsequiadas por Shwitters, las cuales fueron utilizadas de manera funcional. El título de la pieza hace alusión al sobrenombre “Wantea” que le fue puesto a la pareja del artista por su costumbre de preguntar a los invitados si querían té (Want tea?). Durante la exposición la artista trasladó el comedor y los objetos presentados en el video, trascendiendo el marco convencional de la pantalla e incluyendo al espectador en la historia. Con Wantee Prouvost se convirtió en la tercera artista extranjera en recibir el Premio Turner 2013, otorgado por la Tate Gallery de Londres y considerado como uno de los más importantes en el mundo del arte.

Wantee (2012)

Wantee (2012)

Recientemente la artista presentó For Forgetting en el New Museum de Nueva York, que incluyó el video How to make money religiously? (2014) y una instalación —que llevó por nombre el título de la muestra— donde abordó los conceptos de poder, posesión y deseo. Además, su obra ha sido expuesta individual y colectivamente en reconocidas instituciones de Europa, Asia y América, y ha sido merecedora de numerosos reconocimientos como el East Award, el Principle Prize del 57º Festival de cortometraje de Oberhausen y el premio para mujeres  Max Mara 2011, entre otros.

En días pasados Laure Prouvost visitó México para mostrar una selección de su obra y ofrecer la charla Entre absorción y atención: el espectador de video en el Laboratorio Arte Alameda, donde presentará una exposición individual en el próximo mes de noviembre. 


[11 de agosto de 2014]

Ar
Agenda: Lo más esperado del mes
Código
octubre 30, 2017
Ar
Entrevista con Magali Lara. Entre persona(le)s y colectivos
Elena Coll
noviembre 23, 2017
Cn
Reseña: Blade Runner 2049, ¿un clásico malogrado?
Pedro J. Acuña
noviembre 22, 2017
Md
El vestirse como autoconocimiento. Entrevista con StyleLikeU
Elena Coll
noviembre 21, 2017
Ar
Destacado: Quinta edición de Gallery Weekend CDMX
Código
noviembre 15, 2017
Ar
Lo que queda del año: 10 exposiciones para cerrar el 2017
Código
junio 30, 2017
Ar
Opinión: ¿Para qué sirven las escuelas de arte en la actualidad?
Plataforma Arte Educación
febrero 08, 2017
Cn
15 películas del siglo XXI que destacan por su fotografía
julio 25, 2016
Ar
Destacado: Trabajos en papel
Blanca Sotos
noviembre 10, 2017
Ds
Lista: 6 piezas destacadas de diseño mexicano en Inédito
Xavier Loránd
noviembre 16, 2017
Ar
Lista: 7 momentos fundamentales de Philippe Parreno
Nydia Valerio
octubre 25, 2017
Aq
Destacado: K-LIFE, un nuevo «solid surface» amigable con el ambiente
Código
noviembre 03, 2017
Aq
Destacado: Los mexicanos ganadores del Premio Obras CEMEX 2017  
Código
noviembre 13, 2017
Ar
Destacado: UPFRONT, exposición de fotoperiodismo en el CCEMX
Código
octubre 27, 2017
Cn
Reseña: Stranger Things 2
Erik Mariñelarena
octubre 31, 2017
Ar
Prometeo conceptual. Entrevista con John Baldessari
Ricardo Porrero
noviembre 03, 2017
Ar
Memorial Chimalpopoca: una conversación con Lorena Wolffer
Jessica Berlanga Taylor
noviembre 07, 2017
Aq
Ensayo: No necesitamos arquitectura; ahora tenemos Facebook
Edwin Gardner
noviembre 08, 2017
Ar
Destacado: La propagación del mal, en el CCEMX
Código
octubre 24, 2017
Aq
Ensayo: Cacahuamilpa 14
Fernando Bustos Gorozpe
noviembre 10, 2017
Lo más leído