/ 8
Aq
Andrew Kluger / TEN Arquitectos, El Museo Mexicano (2006). Imagen tomada de ten-arquitectos.com
Aq
Andrew Kluger / TEN Arquitectos, El Museo Mexicano (2006). Imagen tomada de ten-arquitectos.com
Aq
Andrew Kluger / TEN Arquitectos, El Museo Mexicano (2006). Imagen tomada de archdaily.com
Aq
Andrew Kluger / TEN Arquitectos, El Museo Mexicano (2006). Imagen tomada de ten-arquitectos.com
Aq
Andrew Kluger / TEN Arquitectos, El Museo Mexicano (2006). Imagen tomada de archdaily.com
Aq
Andrew Kluger / TEN Arquitectos, El Museo Mexicano (2006). Imagen tomada de archdaily.com
Aq
Andrew Kluger / TEN Arquitectos, El Museo Mexicano (2006). Imagen tomada de archdaily.com
Aq
Andrew Kluger / TEN Arquitectos, El Museo Mexicano (2006). Imagen tomada de archdaily.com

El Museo Mexicano, de TEN Arquitectos

diciembre 21, 2016

En 1975 el artista Peter Rodríguez imaginó un espacio donde tuvieran cabida las expresiones de arte mexicano, chicano y latino, que entonces padecían de nula visibilidad en el circuito del arte estadounidense. Así, sólo con el apoyo de algunos de sus colegas, logró conformar el primer museo de arte latino en una modesta sede en San Francisco. 41 años más tarde, el proyecto de un museo mexicano comienza a concretarse a cargo del despacho TEN Arquitectos, liderado por Enrique Norten.

El Museo Mexicano de Rodríguez se asentó primero en el Distrito de La Misión de la ciudad californiana, para posteriormente mudarse al Fort Mason Center del Distrito Marina. En su primera etapa se enfocó en la exhibición de arte mexicano y latinoamericano, para después expandir sus intereses de acuerdo a la colección que el mismo artista había conformado: arte chicano, prehispánico, colonial, popular, moderno y contemporáneo mexicanos y latinoamericanos.

Después de convertirse en 2012 en filial de la Institución Smithsonian —de la que también es parte el nuevo Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericanas, del arquitecto David Adjaye—, el nuevo Museo Mexicano comenzó su construcción en 2016 en el Distrito de las Artes Yerba Buena, donde formará parte del circuito cultural que integran el Museo de Arte Moderno de San Francisco (SFMOMA), el Museo Judío Contemporáneo y el Museo de la Diáspora Africana.

A cargo de Enrique Norten y Melissa Fukomota, como arquitecta responsable, y bajo la curaduría de Sari Bermúdez (ex presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes), la nueva sede ocupará un espacio rehabilitado del actual edificio Aronson, así como cuatro pisos de la nueva torre en Jessie Square. De acuerdo con información de El Universal, el museo tendrá una inversión privada de 63 millones de dólares para una superficie de alrededor de 7 mil m2 que albergará dos salas de exhibición de doble piso, un centro educativo múltiple, un auditorio, un restaurante y una tienda. Se estima que la construcción concluya en 2019.

Por su parte, la fachada metálica, que cubrirá los tres pisos superiores del museo, será diseñada por el artista Jan Hendrix en alusión al fenómeno migratorio. La dupla entre Norten y Hendrix es bien conocida, en proyectos anteriores como la sede de la universidad Centro en la Ciudad de México.

Respecto al acervo, el museo cuenta con una colección única en Estados Unidos de cerca de 16, 000 piezas , que incluyen la mayor colección obras de Miguel Covarrubias (donada por la nieta del ex presidente Plutarco Elías Calles), 800 piezas de arte popular donadas por la familia Rockefeller, piezas de Gabriel Orozco, Diego Rivera y José Clemente Orozco.

Aunque la construcción del nuevo Museo Mexicano (Mexican Museum) se lleva a cabo en medio de un escenario de tensión entre México y Estados Unidos, uno de sus principales objetivos será subsanar los vacíos culturales que existen entre las generaciones jóvenes de origen mexicano y latinoamericano con respecto a su historia. Además, el espacio buscará reforzar el sentido de pertenencia hacia las culturas mexicana y latina.

[21 diciembre 2016]

Lo más leído