/ 1
Md

Moda en el cuerpo dócil —Sociedades controladas por la vestimenta

febrero 28, 2014

¿Cómo se ejerce la vigilancia en la moda? y ¿cuáles son las alternativas para liberarse de ella? Tomando como punto de partida las ideas de Foucault sobre el cuerpo dócil, en este ensayo publicado en Código 79 se revisan tres ámbitos principales donde tienen lugar las posibles respuestas: la industria de la belleza, la espectacularización y las formas inéditas del placer. Reproducimos algunos fragmentos:

La industria de la moda, como parte de los negocios del cuerpo, opera desde eslabones ínfimos e imperceptibles. […] ¿Cómo pensar la vigilancia en el ropaje? […] ¿Quién o cómo se ejerce ese control? […] Quizá haya tres llaves, que se pueden desarrollar pivoteando de modo faccioso y caprichoso la tensión irreductible entre moda y vigilancia; formateo del cuerpo a través del trapo de los ámbitos del mercado y del Estado.

I

Todo cuerpo es controlado por la moda. Michel Foucault pensó largamente la figura del «cuerpo dócil»; el figurín de la moda en cierto modo lo es. En ese sentido, la sociedad actual está taladrada y matrizada por la primacía de los medios audiovisuales: la cultura visual y la espectacularización (¿es posible evadirse de ello? Soy escéptico). El cuerpo se moldea en serie, por presión normativa y social, por “ideales” de lo bello que se ajustan a las industrias de su acondicionamiento (gimnasio, cirugías estéticas, dietas, tatuajes, etc.).

La paradoja: lo que surgió como coletazo de los reclamos emancipatorios de los años sesenta devino en ajuste mediático del cuerpo sumiso, en serie. Son cuerpos castigados a base de dietas y disciplina estrictas. La sumisión es un concepto de la moda porque en cierta forma opera como control del mercado y como vigilancia perpetua, símil panóptico foucaultiano.

[…]

La sujeción de la moda, es necesario preguntarlo, va de suyo con la vigilancia: ¿cómo sería? Quizás es posible arriesgar dos hipótesis: 1) el cuerpo formateado y dócil, 2) la serialización de la ropa por temporadas.

[…]

 

II

El último video de Britney Spears, Work Bitch, tiene notorias referencias a la vestimenta y los accesorios de la subcultura sadomasoquista. La moda s/m en gran medida opera como catalizadora de esa relación tirante entre posesión y padecimiento del poder, entre vigilador y vigilado, entre coerción y padecimiento: el cuero negro, los fetiches sexuales (dildos, accesorios), los látigos y las esposas, juegan en cierta manera con ese vínculo de torsión que vertebra lo dialógico del placer y del control. Ahora bien, si vivimos en una sociedad bajo vigilancia mediática, grajeas como la nueva canción de Britney Spears lo evidencian desde la diversión: You wanna hot body/You wanna Bugatti/You wanna Maseratti/You better work bitch/You wanna Lamborghini/Sip martinis/Look hot in a bikini/You better work bitch/You wanna live fancy/Live in a big mansion/Party in France/You better work bitch.

El concepto detrás de la letra es la presión impuesta por el trabajo para obtener esos bienes idílicos: autos deportivos, un cuerpo sexy, una mansión del exceso o una orgía en París. La diva pop señala: «Siempre canté sobre la relación entre las personas y los sistemas económicos que rigen sus vidas […]».

[…]

 

III

Salta a la vista: Foucault percibía en el sadomasoquismo formas inéditas de placer para mantener el deseo (palabra que detestaba), que en cierto modo escenificaban las relaciones de poder que pensó durante su vida de modo obsesivo. El sadomasoquismo lleva en el atuendo fetichista una clave indispensable: la moda s/m —también traducida a la cultura pop— deja en evidencia ese arbitrio entre dos pares jerarquizados, uno vigilado, controlado; otro vigilante y controlador. La moda bondage (látex, cuero duro, borceguíes, negro brilloso, cuerpos musculosos o siliconados) remarca y erotiza lo vinculado a través de la vestimenta. Podemos inferir que el control está inserto allí con vigor. En el marco de ese pacto, de ese contrato voluntario sexual, se revela el ojo orwelliano y la mano castigadora (que proporciona placer).

[…]

Si cualquier relación es una relación de poder, entonces no hay forma de escapar. ¿Qué hacer? Para Foucault, evidentemente, la resistencia está en el poder mismo. Erotizar el poder es una respuesta; vestirlo, otra. Así, la moda sadomasoquista le pone ropaje al panoptismo. En todo caso, lo s/m impregna desde una fisura el intrapoder y lo irremediable. El artista norteamericano Robert Mapplethorpe le dio visibilidad a este universo de vigilancia desde su obra. Es importante detenerse en sus fotografías. Allí, entre el nudismo y el látex, estaremos.


Especial: La civilización de la mirada

01. Vigilar a los vigilantes. Entrevista con Gérard Wajcman
02. Mirar y vigilar. 50 proyectos artísticos [Parte 1] [Parte 2] [Parte 3] [Parte 4] [Parte 5]
03. Moda y vigilancia. 5 proyectos
04. La vigilancia como catástrofe. Entrevista con Mario Santamaría
05. La vigilancia en el cine: 8 momentos
06. Moda en el cuerpo dócil —Sociedades controladas por la vestimenta


[28 de febrero de 2014]

Cn
Columna: Los monstruos que somos. Representaciones fantásticas de la violencia en el cine mexicano contemporáneo
Hipatia Argüero Mendoza
enero 24, 2018
Aq
Echoes of a Land: Pabellón de México en la Bienal de Arquitectura de Venecia. Entrevista con Gabriela Etchegaray
enero 26, 2018
Vd
Oaxaca: Antiguos y nuevos sabores
enero 22, 2018
Ar
Columna: Continuo/Discontinuo. Las ferias de arte
Daniel Montero
febrero 14, 2018
Ar
Agenda: Guía de actividades de la semana del arte
febrero 01, 2018
Ar
Lista: El reino de lo intangible. Ramas del arte digital
Javier Villaseñor V.
febrero 19, 2018
Cn
Lista: 6 películas para conocer la cuestión kurda
Andrés Arce
febrero 12, 2018
Aq
Destacado: La luz como material. El pabellón de Frida Escobedo para la Serpentine Gallery en Londres.
febrero 09, 2018
Ar
Lista: 7 momentos fundamentales de Cerith Wyn Evans
febrero 06, 2018
Cn
Reseña: Armonía. La música como lingua franca
Andrés Arce
enero 29, 2018
Ar
Columna: ¿Qué hacer?
Santiago Robles
enero 17, 2018
Ar
2018: Las exposiciones más esperadas del primer trimestre
Código
enero 02, 2018
Ar
Lo mejor de 2017: Los artistas opinan
diciembre 26, 2017
Cn
A la deriva entre puntos y líneas. Entrevista con Alexander Schellow
Martina Spataro
diciembre 20, 2017
Cn
Reseña: Star Wars: The Last Jedi y el final del mito
Edgar Rodríguez
diciembre 19, 2017
Cn
Lista: 7 documentales sobre el ejército en las calles
Magaly Olivera
diciembre 18, 2017
St
Ciudad de México: 5 creadores recomiendan sus lugares favoritos
diciembre 14, 2017
Ar
Lo que queda del año: 10 exposiciones para cerrar el 2017
Código
junio 30, 2017
Ar
Opinión: ¿Para qué sirven las escuelas de arte en la actualidad?
Plataforma Arte Educación
febrero 08, 2017
Cn
15 películas del siglo XXI que destacan por su fotografía
julio 25, 2016
Ar
Oaxaca: Visión e ideas
enero 29, 2018
Ar
La semiótica de los objetos. Entrevista con Rodolfo Díaz Cervantes
Javier Villaseñor V.
febrero 02, 2018
Cn
Lista: 15 películas que llegan a México en el 2018
enero 22, 2018
Ar
El arte no es un lugar para crear narrativas. Entrevista con Dahn Vō
María Minera
febrero 09, 2018
Ds
Rising Talents: El diseño joven italiano. Maison & Objet París
enero 30, 2018
Ar
Ensayo: El peso de la luz
Eugenio Tiselli
enero 31, 2018
Md
Destacado: F is for... The ring of the future. FENDI y el anillo del futuro.
febrero 06, 2018
Cn
Reseña: La otra cara de Alemania. En la penumbra
Andrés Arce
enero 23, 2018
Lo más leído