/ 15
Ar
Mario Pani, Conjunto Urbano Nonoalco Tlatelolco (1965). Cortesía del MUAC/UNAM
Ar
Rodrigo Moya, Hipotecados, 1965. Fotografía: Mario Pani, Conjunto Urbano Nonoalco Tlatelolco. © Archivo Rodrigo Moya.
Ar
Unidad Habitacional Miguel Alemán (1946). Exposición Mario Pani: Arquitectura en proceso. Cortesía del MARCO
Ar
Mario Pani, Habitantes del Centro Urbano Presidente Alemán (1950). Colección de fotografías Fototeca Tecnológico de Monterrey, D. R. Cortesía del Museo Amparo
Ar
Mario Pani, Multifamiliar Juárez (1950). Imagen tomada de elmanana.com
Ar
Mario Pani y Luis Ramos, Unidad Habitacional Santa Fe (1952). Imagen tomada de unavidamoderna.tumblr.com
Ar
Mario Pani, Enrique del Moral y Salvador Ortega, Ciudad Universitaria, UNAM (1950-52). Cortesía del MARCO
Ar
Mario Pani, Casa García de Alva (1952). © Guillermo Zamora. Colección de fotografías Fototeca Tecnológico de Monterrey, D. R. Cortesía del Museo Amparo
Ar
Mario Pani y Luis Ramos Cunningham, Club de yates (1954-55). © Guillermo Zamora. Colección particular. Cortesía del Museo Amparo
Ar
Mario Pani y Luis Ramos Cunningham, Hotel Condesa del Mar (1969-70). © Guillermo Zamora. Realizado con: Salvador Ortega. Colección de fotografías Fototeca Tecnológico de Monterrey, D.R. Cortesía del Museo Amparo
Ar
Vista de la exposición Mario Pani. Arquitectura en proceso (2016). Museo Amparo, Puebla. Cortesía del Museo
Ar
Vista de la exposición Mario Pani. Arquitectura en proceso (2016). Museo Amparo, Puebla. Cortesía del Museo
Ar
Vista de la exposición Mario Pani. Arquitectura en proceso (2016). Museo Amparo, Puebla. Cortesía del Museo
Ar
Vista de la exposición Mario Pani. Arquitectura en proceso (2016). Museo Amparo, Puebla. Cortesía del Museo
Ar
Vista de la exposición Mario Pani. Arquitectura en proceso (2016). Museo Amparo, Puebla. Cortesía del Museo

Reseña: Mario Pani. Arquitectura en proceso

octubre 05, 2016

La figura de Mario Pani es, quizás, una de las más ambiguas en la escena arquitectónica de México. Fue el creador de Ciudad Satélite (1954), la unidad habitacional Nonoalco-Tlatelolco (1964) y de una serie de multifamiliares, como los complejos Santa Fe (1952), Juárez (1950) y Alemán (1946), entre otros. Su obra ha sido elogiada como un símbolo de la modernidad y del bienestar social —y culpada cuando ese símbolo se colapsó en 1985, demostrando ser vulnerable a los poderes de la naturaleza. La exposición Mario Pani. Arquitectura en proceso ofrece una visión de la vida familiar, el trabajo y las inspiraciones de Pani (Ciudad de México, 1911-1993), que estudió en las Beuax-Arts de París, tradujo al español los Eupalinos de Paul Valéry, se llamó a sí mismo “un hombre del mar” y remarcó su no-identidad a Le Corbusier, prefiriendo desarrollar su propia perspectiva de la arquitectura funcional.

Curada por Pablo Landa, la muestra se presentó en 2014 en el museo de Arte Contemporáneo de Monterrey (MARCO) y ahora en el Museo Amparo de Puebla. Los espectadores tienen la oportunidad de apreciar el método funcionalista de Pani en las maquetas de sus edificios construidas por los estudiantes de la carrera de arquitectura del Tecnológico de Monterrey. Además, ofrece una perspectiva fotográfica profunda de las actuales condiciones de vida de los habitantes de los multifamiliares, describe sus colaboraciones interdisciplinarias con artistas de la Escuela Mexicana y La Ruptura — como Goeritz, Mérida, Orozco, Camarena—, y propone un nuevo panorama al legado fílmico de la arquitectura de Pani. Su influencia en la cultura mediática contemporánea se extiende desde sus edificios que aparecen en la película La ilusión viaja en tranvía (1954) de Buñuel hasta Y tu mamá también (2001) de Cuarón. Y este es un tema tan interesante que podría formar una exposición propia.

Al tiempo que muestra detalladamente la obra arquitectónica de Pani, que indudablemente ha dado forma a la cara moderna del México urbano, la estructura de la exposición también cuestiona la pertinencia de las construcciones residenciales a gran escala para México, que siguieron la tendencia socialista desarrollada en América Latina en la mitad del siglo XX. Podríamos recordar, por ejemplo, que durante la Guerra Fría Chile implementó el sistema soviético de construcción residencial. Pani mismo, al igual que arquitectos como Lúcio Costa (Brasil) y Carlos Raúl Villanueva (Venezuela), insistió en un enfoque local de la arquitectura. Pero, ¿realmente logró conseguir ese carácter “local”? El simbolismo es evidente: la exposición se inauguró unos días después del aniversario del terremoto de 1985.

 

Svitlana Biedarieva es artista e investigadora. Actualmente es doctorante en Courtauld Institute of Art, en la Universidad de Londres. Su tema de tesis se centra en el significado político del arte y diseño urbano en la Ciudad de México y Moscú después de los Juegos Olímpicos de 1968 y 1980. Tiene una maestría en Historia del arte en Courtauld, especializada en contraculturas y arte alternativo en América Latina y Europa del Este de 1953 a 1991. También es maestra en Semiótica por la Universidad de Tartu.

 

[4 octubre 2016]

Lo más leído