/ 12
Ar
Roland Barthes (Cherburgo-Octeville, Francia, 1915 – París, 1980). Imagen tomada de lexpress.fr
Ar
Richard Avedon, Audrey Hepburn (1967). Imagen tomada de avedonfoundation.org
Ar
Richard Avedon, Penelope Tree, Briolette of India diamond (1967). Vogue. © Richard Avedon. Imagen tomada de avedonfoundation.org
Ar
Alexander Gardner, Lewis Powell esposado (1865). Imagen tomada de thefrailestthing.files.com
Ar
Henri Cartier-Bresson, Place de l'Europe, Francia (1932). © Henri Cartier-Bresson
Ar
Henri Cartier-Bresson, Hyères, Francia (1932). © Henri Cartier-Bresson
Ar
Arnold Newman, Stravinsky (1946). © Arnold Newman
Ar
Arnold Newman, W. Eugene Smith (1977). © Arnold Newman
Ar
Robert Mapplethorpe, Ken Moody and Robert Sherman (1984). © Robert Mapplethorpe
Ar
Robert Mapplethorpe, Double Jack in the Pulpit (1988). @ Robert Mapplethorpe
Ar
Alain Robbe-Grillet, Trans-Europ-Express (1966). Foto fija de la película
Ar
Alain Robbe-Grillet, El hombre que miente (1968). Foto fija de la película

Las influencias de Roland Barthes en la moda, el cine y la fotografía

noviembre 11, 2016

En las aportaciones de Roland Barthes (Cherburgo-Octeville, Francia, 1915 – París, 1980) a la moda, la fotografía y el cine subyace un enfoque semiológico permeado por el advenimiento de la fascinación (punctum) y atracción (studium) de descifrar los significados de la imagen —fija o en movimiento.

Sus reflexiones alrededor del sentido, en su juventud académica, lo llevaron a cuestionar la escritura y su supuesta objetividad, estableciendo la importancia y la intrínseca relación entre el discurso de un autor y su universo cultural y lingüístico (El grado cero de la escritura, 1953). Posteriormente, sus estudios sobre la cultura de las masas o la “sociedad burguesa”, como él la llamaba, se enfocaron en la desmitificación de relatos contemporáneos en los que lo natural era sólo una apariencia y lo social lo que realmente estructuraba el sistema de signos y su significado (Mitologías, 1957). Con esto, Barthes incursionó en la crítica cultural y detonó la inclusión y reflexión de temas que hasta ese momento se consideraban superfluos, como la moda.

La atemporalidad de sus ideas denota la lucidez con las que abordó el campo de la estética y la semiología. La moda fue el motivo de sus primeros análisis semiológicos, donde distingue tres categorías que se derivan de ésta: la moda real, la escrita y la fotografiada. Haciendo uso de la distinción entre los sistemas comunicativos y la aplicación de estos, descubrió que en la moda las personas en realidad tienen poca decisión sobre sus vestimentas (El sistema de la moda, 1967). Existe un especializado grupo que confecciona estas resoluciones: los diseñadores —responsables de crear tanto los estilos, colores y tendencias, como de definir los textiles, patrones y materiales de cada temporada. Así, el usuario elige entre las opciones que han sido previamente seleccionadas y puestas a su disposición.

En su último libro, La cámara lúcida (1980), hace un desdoblamiento de la fotografía y a partir de un detallado análisis retórico, connotativo, semiológico y lingüístico se propone comprender el efecto que genera la imagen en el espectador. El poder de advenimiento de la fotografía consiste en que ésta es capaz de detener el tiempo y escapar de la muerte: “Lo que la fotografía reproduce al infinito únicamente ha tenido lugar una sola vez: la fotografía repite mecánicamente lo que nunca más podrá repetirse existencialmente”. La fascinación y atracción que puede generar un accidente visual (como el instante decisivo de Henri Cartier-Bresson), se convierte en el aforismo de su gesto crítico y reflexivo. Por lo que apunta que “la fotografía del ser desaparecido, como Sontag dice, me tocará como los rayos retardados de una estrella”. Entre otros temas, en el libro también hace referencia a la “explosión de lo privado en lo público” o, mejor dicho a la “publicidad de lo privado” como una de las consecuencias de la reproductibilidad técnica (Walter Benjamin).

En cuanto a cine se refiere, Barthes dio algunas entrevistas a la publicación francesa Cahiers du cinema, en las que explicó la complejidad del sentido de las imágenes en movimiento. Para el autor, uno de los grandes atributos del discurso cinematográfico es suspender el sentido, es decir, crear imágenes para que el espectador las interprete, no deliberadamente, pero sí con un amplio rango de significado. Es por eso que en su momento, emitió una fuerte crítica a cineastas que limitaban esta posibilidad, como Alain Robbe-Grillet, quien en su práctica se esmeró en cerrar el sentido a tal grado que el espacio que dejaba a la interpretación de la audiencia era mínima.

A través de su metodología semiológica (Elementos de la semiología, 1964), Roland Barthes dio paso a que otros semiólogos, como Christian Metz, André Gaudreault o François Jost, desarrollaran análisis arriesgados sobre las complejidad de las imágenes en movimiento.

 

[11 noviembre 2016]

Cn
A la deriva entre puntos y líneas. Entrevista con Alexander Schellow
Martina Spataro
diciembre 20, 2017
Ar
2018: Las exposiciones más esperadas del primer trimestre
Código
enero 02, 2018
Cn
Lista: 7 documentales sobre el ejército en las calles
Magaly Olivera
diciembre 18, 2017
Cn
Reseña: Star Wars: The Last Jedi y el final del mito
Edgar Rodríguez
diciembre 19, 2017
Ar
Lo mejor de 2017: Los artistas opinan
diciembre 26, 2017
St
Ciudad de México: 5 creadores recomiendan sus lugares favoritos
diciembre 14, 2017
Ar
Lo que queda del año: 10 exposiciones para cerrar el 2017
Código
junio 30, 2017
Ar
Opinión: ¿Para qué sirven las escuelas de arte en la actualidad?
Plataforma Arte Educación
febrero 08, 2017
Cn
15 películas del siglo XXI que destacan por su fotografía
julio 25, 2016
Ds
CDMX: 10 tiendas de diseño que debes conocer
Código
diciembre 20, 2017
Ar
Destacado: Terrence Zhang, fotógrafo de arquitectura
Nydia Valerio
diciembre 22, 2017
Aq
Lo mejor de 2017: Arquitectura y diseño
diciembre 27, 2017
Aq
Columna: Santa Fe a La Mexicana
Juan José Kochen
enero 10, 2018
Cn
Reseña: El espejo opaco. Cuarta temporada de Black Mirror
Rodrigo Pérez-Grovas
enero 05, 2018
Ar
Lista: CDMX, 10 espacios culturales imperdibles
Código
diciembre 18, 2017
Ar
El 2018 en arte: las exposiciones internacionales
Código
enero 08, 2018
Ar
Columna: La imposibilidad de matar al padre
Daniel Montero
diciembre 20, 2017
Ar
Destacado: Paz Errázuriz en el Museo Amparo
Código
diciembre 27, 2017
Lo más leído