/ 9
En
En
Museo Jumex. ©David Chipperfield Architects
En
Museo Jumex. ©David Chipperfield Architects
En
Museo Jumex. ©David Chipperfield Architects
En
Rikrit Tiravanija, Untitled (Mari Kitchen Cabinet) (2005). En In Girum Imus Nocte et Consumimur. Museo Jumex. Tomada del Facebook del museo
En
Dash Snow, Untitled (Your Days Are Numbered) (2007). En In Girum Imus Nocte et Consumimur. Museo Jumex. Tomada del Facebook del museo
En
Gustav Merger, Mobile (1970). Museo Jumex saca la pieza de Metzger a la calle. Tomada del Facbeook del museo
En
Debemos convertirnos en idealista o morir. Gustav Metzger en Museo Jumex, 2015. Tomada del Facebook del museo
En
Pieza de la Colección Jumex en In Girum Imus Nocte et Consumimur Igni

La nueva etapa del Museo Jumex. Entrevista con Julieta González

julio 17, 2015

Después de un momento crítico provocado por la cancelación de la exposición de Herman Nitsch, el pasado 1 de julio Julieta González asumió el cargo de curadora y directora interina del Museo Jumex.

En esta entrevista, González comparte los objetivos y estrategias de esta institución, así como los retos que enfrentan los museos en México.

 

Llegas al Museo Jumex después de una gran escándalo, ¿cuáles son los principales retos que asume actualmente?

El Museo Jumex es muy joven y hay muchísimo por hacer. Lo importante no es mirar hacia el pasado, sino hacia el futuro. En su primer año tuvo aspectos muy positivos, sobre todo la exposición inaugural de James Lee Byars, que sentó un precedente en relación a los aspectos a los que les quiero dar continuidad en el futuro.

Detenerse en este tema [de la cancelación de la muestra de Nitsch] impide ver lo que le espera al museo en los años venideros. El programa que yo tengo será visible una vez al año porque gran parte de la programación ya estaba comprometida hasta 2018. Sin embargo, para los espacios que tendremos, he creado una estructura de pensamiento que parte de cuestionar el rol social del museo y la función del arte que se exhibe dentro de él. Este esquema engloba aspectos clave para el ejercicio curatorial:

 

  1. Las consideraciones formales y estéticas, relacionadas con el aspecto poético del arte
  1. El arte como una forma de cultura —con un enfoque más sociológico, antropológico y cultural.
  1. El entorno construido: la arquitectura, la ciudad, los objetos que diseñamos y que nos rodean, la moda como fenómeno, y cómo el arte se ha ido expandiendo hacia esos territorios.
  1. La nueva ontología que supone la sociedad de la información. Es decir, cómo el arte cambia a partir del momento en que la tecnología se inserta en la cultura.
  1. La relación del arte con la vida, con la política, y la diferencia entre política e ideología.

 

¿Cuáles serán los ejes de tu gestión para fortalecer el museo?

Mi labor durante este período como directora interina está más asociada a la dirección artística. El primer objetivo es posicionar a Jumex dentro de un panorama muy consolidado de museos de arte contemporáneo, sobre todo en el contexto de la ciudad de México, donde hay espacios de la talla del Tamayo y el MUAC. Y la única manera de lograr ese propósito es creando una identidad propia que, si bien aún está en formación, se nutre del discurso que conforma a la institución. Por eso es muy importante el programa curatorial. Mi trabajo de gestión estará muy enfocado a fortalecer las áreas de curaduría y educación.

 

El equipo anterior tenía mucho tiempo trabajando junto, ¿qué harás para formar un equipo fuerte, por quiénes estará integrado?

Los cambios del equipo sucedieron antes de mi llegada. Me encargaron la misión de consolidar la gestión de equipos en este departamento, pero aún estoy en el proceso. No obstante, vale la pena mencionar que habrá un departamento curatorial con curadores asociados y asistentes que puedan crecer con la institución. Por su parte, el departamento educativo buscará trabajar muy de la mano con el departamento curatorial aunque con autonomía, que no sólo exista para hacer programas en función de las exposiciones sino que sea capaz de crear sus propios contenidos.

 

Tu labor en otras instituciones y tus trabajos de curaduría están ligados al arte en América Latina. ¿Qué tipo de exposiciones buscarás aportar durante tu gestión?

Exposiciones que tengan una mirada crítica y que sean más históricas. Dentro del contexto de un museo de arte contemporáneo, lo histórico se entiende como el arte de la posguerra o el que comienza en los años sesenta. La idea es volver a momentos de eclosión y de ciertos discursos de ruptura que han sido fundamentales para entender el arte contemporáneo como lo conocemos hoy en día. Por otro lado, dentro de lo contemporáneo, buscaremos tener una programación diversa en cuanto a regiones y expresiones artísticas.

 

¿Qué tipo de museo necesita México o la ciudad de México?

La ciudad tiene muchos museos y siempre se puede necesitar otro más, no creo que uno nuevo sea redundante sólo porque existan otros. Cada uno tiene su perfil, y lo que nos aportan como ciudad es mayor peso a nivel internacional como centro de arte. En el caso de espacios dedicado al arte contemporáneo hay tres referentes: el Tamayo, el MUAC y Jumex. Sin embargo, cada uno debe tener su propia identidad; su singularidad proviene de su colección que, de cierta manera, dicta las líneas que debe seguir como museo. El precedente del Tamayo es que fue fundado por un artista, mientras que el MUAC es resultado de la herencia del MUCA.

El Museo Jumex nace de una colección privada, pero con el deseo de institucionalizarse y convertirse en una referencia, sobre todo porque su acervo es muy importante.

 

Si bien el Museo Jumex es resultado de una empresa privada, ha asumido una responsabilidad social desde sus inicios a través de programas educativos, de apoyo y financiamiento. ¿Cuál es el papel de los museos privados en México?

La responsabilidad social, no sólo para los museos público sino también para los privados, tiene que ver con la contribución que puede hacer el arte —a través del instrumento que es el museo— al desarrollo de una sociedad más sana y fuerte. En estos tiempos de crisis a nivel global, existe una fractura en el tejido social que es muy peligrosa. Y el papel primordial de la cultura es contribuir a la cohesión social sin importar de dónde venga el financiamiento. Los museos operan con suficiente autonomía como parar lleva a cabo una misión de transformación social.

 

Existe un aspecto interesante en los museos: se cancelan o quitan exposiciones como las de Erick Beltrán (Atlas Eidolon) o Nitsch, pero hay un furor por muestras como las de Yayoi Kusama o Leonardo da Vinci. ¿Crees que el público está preparado para contenidos más críticos y reflexivos?

Sí. México es un país con una grandísima tradición cultural y de instituciones museísticas. Lo que hemos vivido en los últimos tiempos —tanto en México como a nivel mundial— es una estratificación del público que no tiene que ver con el museo, sino con un problema de la industria de la cultura del entretenimiento. Por ejemplo, el fenómeno de Kusama, que es una artista con un trabajo interesante y con cierto grado de complejidad, se vio reducido a los puntitos y las selfies. Es algo con lo que yo no estoy de acuerdo para nada. Pero la labor del museo es educar al público y dialogar con él, para que ellos pueda sacar el mayor provecho de las exposiciones.

El arte es una manifestación de libre expresión. Y siempre se corre un riesgo, pero es importante entender que como trabajadores culturales hay que aprender a negociar con esas complejidades.

 

 

 

Lo más leído