/ 1
Ds

FOAM: Diseño que parte de ritmos y geometrías

Enero 27, 2014

Tomar esquemas geométricos como punto de arranque para desarrollar una pieza es una práctica habitual para FOAM, el estudio formado por los mexicanos Omar Ramos y Alejandro Grande.

Los diseñadores recuperan la nitidez de los trazos geométricos y los trasladan a objetos tridimensionales, donde deben articular las texturas, los materiales y las formas para conseguir una pieza funcional.

Distinguidos recientemente con el premio Hotel Diseño 2013, Alejandro (diseñador industrial por la Universidad Iberoamericana) y Omar (con estudios en la ENAP y egresado de Centro) descubrieron que su estilo y su lenguaje visual eran compatibles mientras trabajaban en una compañía de marketing. Para nombrar el despacho que fundaron en conjunto en 2012 eligieron la palabra inglesa para “espuma”, con la premisa de que se trata de una creación —natural o química— geométricamente perfecta.

No es casual, entonces, que la espuma de poliuretano sea uno de los materiales fundamentales de su proyecto para la primera edición de Hotel Diseño. La consigna era hacer una intervención conceptual en uno de los cuartos del hotel Condesa DF. Las cinco firmas jóvenes elegidas para ello fueron Pentágono, La Metropolitana, Moisés Hernández, Aitor Garrido y FOAM.

La propuesta de Omar y Alejandro fue All Inclusive, una instalación en la que recurrieron a materiales crudos y no procesados para llevar elementos urbanos de la ciudad de México al cuarto de hotel. “Queremos darle [a los huéspedes] un pequeño brief de las historias que podrían encontrar en el DF”, explicaron.

Al tomar materiales rudimentarios como el aglomerado de espuma de poliuretano —que habitualmente se utiliza oculto, como relleno de muebles y colchones— y exhibirlos sin recubrimientos ni acabados especiales, los diseñadores dirigireron la atención hacia el contraste entre el lujo y la austeridad: “El aglutinado nos gusta por su estética, pero no lo habíamos podido utilizar; el resultado deja ver cómo puede cambiar la percepción de un material cuando lo sacas de su uso común.”

El jurado del certamen otorgó a la firma un premio de 50 mil pesos, destinados al desarrollo de un proyecto de diseño durante 2014.

Otro espacio en el que FOAM unió fuerzas con más firmas jóvenes de diseño fue PANGEA, una exhibición en el marco del Abierto Mexicano de Diseño que narraba la transformación del diseño industrial mexicano a través de objetos históricos y contemporáneos, incluidas piezas de Amoato, Déjate Querer, Flores de Juana, FOAM, Martha Álvarez, Rococó, Pentágono, Orfeo y Weekends.

Una colaboración con Fabrica México —empresa fundada por Alexander Díaz Andersson y Richard Eagleton que ha producido 65 piezas de diseñadores mexicanos— hará posible el lanzamiento de una colección de mobiliario para exteriores. Todas las piezas serán fabricadas con materiales locales, como madera de cedro y caoba o tapicería de Mérida.

Entre las colecciones iniciales de FOAM se encuentran Golden, que juega con materiales que aparentan darle lujo a los objetos pero que resultan ser sólo fachadas; e Intervalos, que explora líneas y ritmos en mobiliario de madera de nogal. Además, el estudio diseñó el mobiliario de la exposición Serán ceniza, pero tendrá sentido en el MuAC, estuvo a cargo del interiorismo de las oficinas de Matraka y de piezas de mobiliario doméstico, como el recibidor Mi casa es tu casa para Hecho y Derecho.


[27 de enero de 2014]

Lo más leído