/ 14
En
Paul Strand. Plaza, Estado de Puebla (1933). Colección y Archivo de Fundación Televisa. Cortesía de Museo Amparo
En
Ned Scott (1907-1964). Foto fija de la película Redes (antes Pescados) dirigida por Fred Zinnemann y Emilio González Muriel y fotografiada por Paul Strand, Alvarado, Veracruz, 1933-34. Colección de Fundación Televisa. Cortesía de Museo Amparo
En
Ned Scott (1907-1964). Foto fija de la película Redes (antes Pescados) dirigida por Fred Zinnemann y Emilio González Muriel y fotografiada por Paul Strand, Alvarado, Veracruz, 1933-34. Colección de Fundación Televisa. Cortesía de Museo Amparo
En
Paul Strand. Hombres de Santa Ana, Lago de Pátzcuaro, Michoacán (1933). Colección y Archivo de Fundación Televisa. Cortesía de Museo Amparo
En
Paul Strand. Portal de Iglesia (1933). Colección y Archivo de Fundación Televisa. Cortesía de Museo Amparo
En
aul Strand. Susana Ortiz Cobos, habitante del pueblo de Alvarado, Veracruz, que formó parte del elenco de la película Redes (1933). Colección y Archivo de Fundación Televisa. Cortesía de Museo Amparo
En
aul Strand. Hombre, Tenancingo de Degollado, Estado de México (1933). Colección y Archivo de Fundación Televisa. Cortesía de Museo Amparo
En
aul Strand. Niño, Hidalgo (1933). Colección y Archivo de Fundación Televisa. Cortesía de Museo Amparo
En
aul Strand. Fiesta, Hutjotzingo, Puebla (1966). Colección y Archivo de Fundación Televisa. Cortesía de Museo Amparo
En
El murmullo de los rostros. Paul Strand en México, en el Museo Amparo de Puebla
En
El murmullo de los rostros. Paul Strand en México, en el Museo Amparo de Puebla
En
El murmullo de los rostros. Paul Strand en México, en el Museo Amparo de Puebla
En
El murmullo de los rostros. Paul Strand en México, en el Museo Amparo de Puebla
En
El murmullo de los rostros. Paul Strand en México, en el Museo Amparo de Puebla

Entrevista: Héctor Orozco sobre El murmullo de los rostros. Paul Strand en México…

mayo 23, 2016

El pasado 14 de mayo se inauguró la exposición El murmullo de los rostros. Paul Strand en México, en el Museo Amparo de Puebla, bajo la curaduría de Alfonso Morales y Héctor Orozco y con la organización de Fundación Televisa. Paul Strand fue un fotógrafo cuya mirada se caracterizó por austeridad y rigor compositivo, y que estuvo atraída por las formas de los objetos cotidianos, los paisajes desérticos y los semblantes de la gente común. El murmullo de los rostros es una exposición organizada en ocho núcleos temáticos, conformada por 140 fotografías, 10 videos y una amplia documentación entre originales y reproducciones que dan cuenta del paso de Strand por México. Código entrevistó al co-curador Héctor Orozco sobre el trayecto geográfico y simbólico que en tierras mexicanas transformaría la mirada de Paul Strand:

 

La obra de Paul Strand, fotógrafo estadounidense que visitó México en dos ocasiones (1932-34 y 1966), no es muy conocida en el país y la mayor muestra de su trabajo se realizó en la exposición individual realizada en el Museo del Palacio de Bellas Artes en 2011. En esta ocasión, la exposición El murmullo de los rostros. Paul Strand en México, se presenta en Museo Amparo: ¿Cuál es la importancia de que se presente la obra del fotógrafo?

El punto más importante e interesante para traer esta exposición a Museo Amparo y presentarla al público es que Paul Strand es uno de los pilares de la historia de la fotografía en el mundo. Un autor que, si bien se ha trabajado mucho, tanto en publicaciones como en exposiciones, no se había tenido la oportunidad de revisarlo de esta manera desde México.

Hay una primera exposición que el propio artista hace en los años 1930, pero es sobre su trabajo del sur de E.U.A., en una sala de la Secretaria de Educación pública. Lo más que se había visto de su legado hasta la exposición en el Museo del Palacio de Bellas Artes en 2011, era su portafolio mexicano de 20 fotografías, que se había mostrado parcial y totalmente en otras exposiciones.

El murmullo de los rostros. Paul Strand en México responde a un interés de Fundación Televisa en adquirir todo la obra fotográfica que Paul Strand seleccionó de su trabajo mexicano y a partir de esta adquisición se empezó a trabajar la revisión que dio como resultado el libro y catálogo que se presentó también en aquella ocasión en Bellas Artes y ahora en esta adaptación en Museo Amparo en Puebla.

 

¿Cuál es el discurso anecdótico de la exposición? Cuéntanos cómo fue su proceso y qué experiencia puede encontrar el público en esta exposición.

La exposición en Museo Amparo tiene como novedad un par de salas introductorias que son una gran oportunidad para todas las personas que les interesa la fotografía, que corresponden, por un lado al grupo de vanguardia fotográfica de N.Y. encabezado por Alfred Stieglitz y a los espacios, como Camera Work, que impulsaron la cultura –no sólo fotográfica– a principios del siglo XX y que acogieron a los artistas contemporáneos de Europa como Picasso, Cézanne, Rodin y que abrieron las puertas a N.Y. como este centro cultural que ahora conocemos. Por otro lado, se presenta el encuentro en Taos con Carlos Chávez, quién lo invitaría a visitar México, hecho que cambiaría su forma de hacer fotografía.

El discurso anecdótico de la exposición en Museo Amparo permite al espectador entender quién es Strand y de dónde viene… Y de dónde se aleja a partir de su incursión, primero en Taos y al suroeste norteamericano, y luego en México a través de su entrada por carretera: cómo va descubriendo este país y va replanteándose sus intereses fotográficos, alejándose de la vanguardia a la cual había pertenecido.

En el discurso curatorial también era importante no sólo entender el legado que Strand produce y deja en México como la película Redes o como la obra fotográfica que gracias a la adquisición de Fundación Televisa se ha repatriado a México, sino también cómo ese paso por el país influyó al fotógrafo en su vida profesional y personal, como su amistad con Manuel Álvarez Bravo y Carlos Chávez; y cómo los intereses que nacieron y se fortalecieron en México lo acompañaron el resto de su obra hasta su muerte.

 

¿Cómo se aprecia en la exposición la temática de la obra de Strand, profundamente humanista y en la que predominó una visión directa y compromiso social?

Él en su formación, al lado del grupo Alfred Stieglitz, es uno de los máximos impulsores de la fotografía directa, una fotografía sin ningún tipo de intervención. Incluso algunos de los retratos que él realiza en N.Y. alrededor de los años 1916-17 del siglo XX, presentan un alejamiento del fotógrafo en el sentido de que él había adaptado un sistema periscópico en su cámara para que los retratados no supieran que estaban siendo retratados. Buscaba la fotografía en la que hubiera menos intervención de ningún tipo, ni el material ni el fotógrafo, que fuera una fotografía lo más directa de la realidad.

Conforme va haciendo este trayecto geográfico y al mismo tiempo simbólico, de alejarse primero al suroeste norteamericano, principalmente a las zonas de Taos, en donde convive con intelectuales norteamericanos e incluso mexicanos, como Carlos Chávez. Es cuando surge la posibilidad de viajar a México en un momento en el que él está también rompiendo su relación creativa, amistosa y formativa con Stieglitz y también con su esposa Rebecca Salsbury, decide venir a México y su mirada empieza a volverse mucho más cercana a sus retratados e íntima con el paisaje y con la sociedad a la que estaba retratando y al entorno al que estaba accediendo.

Si los retratados en N.Y. también eran las clases humildes, acá se percibe un interés social mayor del fotógrafo y es más evidente cuando hace el guión para la película Redes y el proyecto que propone más películas que no se lograron hacer, en donde había una denuncia directa de la situación de las poblaciones rurales ante los acaparadores y el capitalismo y las empresas que explotaban su trabajo. Esto se percibe sutilmente y en la evolución de su retrato y de su fotografía en este trayecto que realiza hacia el centro de México.

 

El murmullo de los rostros. Paul Strand en México se exhibe en el Museo Amparo de Puebla del 14 de mayo al 22 de agosto.

Ar
Agenda: Lo más esperado del mes
Código
octubre 30, 2017
Md
El vestirse como autoconocimiento. Entrevista con StyleLikeU
Elena Coll
noviembre 21, 2017
Ds
Lista: 5 proyectos de diseño social mexicano
Elena Coll
noviembre 20, 2017
Aq
Entrevista con Forensic Architecture: La desaparición como narrativa
noviembre 16, 2017
Ar
Destacado: Quinta edición de Gallery Weekend CDMX
Código
noviembre 15, 2017
Ar
Reseña: arteBA Focus #2, con el sextante hacia el sur
Rafael Toriz
noviembre 09, 2017
Ar
Lo que queda del año: 10 exposiciones para cerrar el 2017
Código
junio 30, 2017
Ar
Opinión: ¿Para qué sirven las escuelas de arte en la actualidad?
Plataforma Arte Educación
febrero 08, 2017
Cn
15 películas del siglo XXI que destacan por su fotografía
julio 25, 2016
Cn
Las mejores 10 películas animadas de la última década
marzo 30, 2016
Aq
10 despachos jóvenes de Arquitectura en México
Código
agosto 30, 2013
Ar
Destacado: Trabajos en papel
Blanca Sotos
noviembre 10, 2017
Ds
Lista: 6 piezas destacadas de diseño mexicano en Inédito
Xavier Loránd
noviembre 16, 2017
Ar
Lista: 7 momentos fundamentales de Philippe Parreno
Nydia Valerio
octubre 25, 2017
Aq
Destacado: K-LIFE, un nuevo «solid surface» amigable con el ambiente
Código
noviembre 03, 2017
Ar
Destacado: UPFRONT, exposición de fotoperiodismo en el CCEMX
Código
octubre 27, 2017
Cn
Reseña: Stranger Things 2
Erik Mariñelarena
octubre 31, 2017
Aq
Destacado: Los mexicanos ganadores del Premio Obras CEMEX 2017  
Código
noviembre 13, 2017
Ar
Prometeo conceptual. Entrevista con John Baldessari
Ricardo Porrero
noviembre 03, 2017
Ar
Memorial Chimalpopoca: una conversación con Lorena Wolffer
Jessica Berlanga Taylor
noviembre 07, 2017
Aq
Ensayo: No necesitamos arquitectura; ahora tenemos Facebook
Edwin Gardner
noviembre 08, 2017
Ar
Destacado: La propagación del mal, en el CCEMX
Código
octubre 24, 2017
Ds
Destacado: Prima, la nueva línea de mobiliario de Pirwi y Andrés Mier y Terán
Código
octubre 23, 2017
Lo más leído