/ 10
Op
María José Sesma, La simplicidad es un lujo (2015). Cortesía Bikini Wax y la artista. © Ramiro Chaves
Op
Manuel Solano, Sigourney Weaber (2015). Vista de instalación. Cortesía Bikini Wax y el artista. © Ramiro Chaves
Op
Ángel Cadena, intervención en Atea (2016). Cortesía del espacio
Op
Erik Tlaseca y Mike Daly, Bosques tupidos (2014). Cortesía de Cráter Invertido
Op
Kate Steciw y Rachel de Joode, Open for Business (2013). Cortesía de Casa Maauad
Op
Cristina Garrido, Un acuerdo tácito (2016). Imagen tomada de casamaauad.com
Op
Adam Milner, A History of Man (2016). Imagen tomada de casamaauad.com
Op
Lulu. Cortesía del espacio
Op
Vista de la exposición Fronteras invisibles (2012). Cortesía de Atea
Op
Mary Smith, en 1mes1artista (2014). Cortesía del espacio

Opinión: El momento de los espacios de arte independientes

Noviembre 01, 2016

Partamos de una premisa: la emergencia de los denominados espacios independientes responde a momentos de crisis institucionales, o, mejor dicho, a las crisis dentro de la crisis —crisis del aparato cultural y artístico del Estado en México, crisis de los esquemas de intermediación del mercado del arte, crisis en los sistemas de producción del valor del arte, crisis económica, crisis de derechos civiles y humanos. Si aceptamos esto, habría que preguntarse qué revela el creciente número de iniciativas que han surgido en los últimos cinco años en Ciudad de México, Oaxaca, Guadalajara, Tijuana, Nuevo León, Guanajuato, Ciudad Juárez, Mérida, Campeche y Veracruz.

Como bien lo ha dejado ver el trabajo de Tamara Ibarra —a través de la plataforma YEI— la diversidad de propuestas desafía las generalizaciones y la cercanía histórica hace difícil entender la coyuntura. ¿Cómo se define la independencia y la autonomía? ¿Qué dependencias operan? ¿Qué tipo de resistencias articulan estos espacios, si es que lo hacen? ¿Ejercen un contrapeso o refuerzan de manera involuntaria las condiciones institucionales que buscan contrarrestar? ¿A qué fracturas del contexto nacional, regional y local responden?

Un punto fundamental es la relación que se teje con la institucionalidad. En los 70, los espacios gestionados por artistas fueron una respuesta a la cerrazón de un complejo institucional relativamente fuerte y eje principal de las políticas culturales; en los 90, la debilidad de dicho aparato, su incapacidad para responder a una creciente demanda de artistas y el quiebre de un ideal de “arte nacional”, originó que se articulara una escena paralela, la cual llenó parte del vacío que la administración pública no podía cubrir. Lo que define a las iniciativas activas hoy en día es que asumen una posición no sólo con las instancias gubernamentales sino con otros actores y circuitos de intermediación artística. En ese sentido, las distingue una alta movilidad y flexibilidad: alianza, colaboración, rechazo, aceptación; lo mismo pueden trabajar con fundaciones que con el INBA o becas y patrocinios.

Lo anterior deriva de una mayor conciencia, por parte de artistas y gestores, de las mecanismos de visibilidad y “profesionalización” en el arte, y de la disparidad existente entre dichos supuestos y el contexto inmediato —la carencia de políticas gubernamentales articuladas, la ausencia de un mercado del arte local fuerte, condiciones que obligan ocuparse en subsistir en vez de dedicarse a producir arte.

Hay también una idea clara de que la “independencia” genera un aura de legitimidad que en determinados circuitos o contextos —mainstream incluido—, se convierte en un activo con el cual jugar a favor. La gestión, la autogestión, las agendas particulares, pueden convertirse en obras de arte susceptibles de ser curadas, editorializadas y proyectadas en ferias y bienales.

Muchos de estas propuestas reclaman para sí un sentido de comunidad, a veces sustentadas en un nombre, otras como colectivo para privilegiar la horizontalidad. De manera paralela, se sabe de la importancia de articular redes comerciales, tanto en su lado virtuoso como en el más cínico. Pero, ¿hasta qué punto se reconocen abiertamente los intereses y/o agendas personales y las tensiones a las que dichas estructuras se ven sometidas dada la fuerte centralización y verticalidad que caracteriza al campo artístico en México?

¿Deberíamos abrazar este momento de “los independientes” con suspicacia o sólo darle la bienvenida sin cuestionarlo? No tengo respuesta. ¿Hasta qué punto mucho del trabajo de estos artistas, grupos y colectivos a la par que señalan las problemáticas de nuestro sistema artístico e intentan abrir vías paralelas o reventar los flancos débiles, repiten, reproducen y sostienen una serie de condiciones de un sistema económico que tiene en el arte el modelo de precarización y explotación a seguir? No tengo respuesta, tampoco. Supongo que la misma pregunta se la hacen ellos. Quiero creer que se lo cuestionan. Lo espero.

 

Brenda J. Caro Cocotle es licenciada en Lengua y Literatura Hispánicas, maestra en Museos y doctora en Museum Studies por la Universidad de Leicester.

 

[1 noviembre 2016]

Cn
Cuestionario Código: Claudia Sainte-Luce
Código
Julio 10, 2017
Ar
Una casa más pequeña. Lucy Skaer, en el Museo Tamayo
Mariana Ávila Flynn
Julio 17, 2017
Ar
México contemporáneo en FoLa: Distancia y geografía. Imágenes de un país despedazado
Rafael Toriz
Julio 20, 2017
Ar
Lo que queda del año: 10 exposiciones para cerrar el 2017
Código
Junio 30, 2017
Ar
Destacado: Fernanda Laguna, la revolución en un castillo de papel
Tania Puente
Julio 21, 2017
Ds
Innovación anclada en el pasado
Código
Junio 09, 2017
Ar
Archivo Barragán: la revolución acallada
Georgina Cebey
Abril 27, 2017
Ar
Opinión: ¿Para qué sirven las escuelas de arte en la actualidad?
Plataforma Arte Educación
Febrero 08, 2017
Cn
15 películas del siglo XXI que destacan por su fotografía
Julio 25, 2016
Cn
Las mejores 10 películas animadas de la última década
Marzo 30, 2016
Ar
Andy Warhol: 10 momentos que definieron su carrera
Agosto 06, 2014
Aq
10 despachos jóvenes de Arquitectura en México
Código
Agosto 30, 2013
Ar
Columna: Sobre lo viejo
Daniel Montero
Junio 23, 2017
Ar
Tipología del estorbo de Eduardo Abaroa, en el MuseoAmparo
Código
Julio 06, 2017
Ar
Destacado: Pintado en México, 1700-1790: Pinxit Mexici
Código
Julio 03, 2017
Aq
Columna: ¿Pabellones para qué o quién?
Juan José Kochen
Julio 04, 2017
Ar
Gallery Weekend México 2017. Conoce a las galerías participantes
Código
Junio 30, 2017
Ar
¿Por qué hablar de mujeres y arte urbano?
Cynthia Arvide
Junio 26, 2017
Ar
Agenda: Guía de galerías de julio
Código
Junio 28, 2017
Ds
Un saludo a los desconocidos. El diseño gráfico de Rafael López Castro
Santiago Robles
Junio 28, 2017
Md
La individualización de la moda. Entrevista con Gilles Lipovetsky
Abel Cervantes
Julio 03, 2017
Lo más leído