/ 7
Ds
Agua cotidiana (2013) de Mariana Escobar
Ds
Cycloclean (2011)
Ds
Solarball (2011) de Jonathan Liow
Ds
Hydro Pack (2013), de Hydration Technology Innovation
Ds
Hydro Pack (2013), de Hydration Technology Innovation
Ds
Open Source Ceramic Waterfilter (2012) de Unfold
Ds
Open Source Ceramic Waterfilter (2012) de Unfold

Diseño social: 5 proyectos que combaten la escasez de agua

mayo 20, 2015

En recónditos territorios de Tanzania, la vida no es fácil. Una mujer tarda una hora en ir y volver por un cubo de agua potable. Y lo hace, al menos, tres veces al día. El problema no es menor: según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una persona requiere entre 50 y 100 litros diarios para cubrir sus necesidades básicas. En México y en América Latina, la falta de agua es una de las principales causas de desigualdad. De acuerdo con el Programa Nacional Hídrico 2014-2018, mientras algunas regiones del país cuentan con suficiente agua para satisfacer las demandas sin conflicto de por medio, en dos tercios del territorio —donde ocurre el mayor desarrollo económico y una concentración demográfica importante— existe un verdadero problema en torno a la escasez del líquido vital.

Desde el diseño se han desarrollado algunos intentos propositivos que, en muchas ocasiones, no han logrado masificarse por obstáculos comerciales. A ello se le ha llamado diseño social. Pero, ¿qué significa “diseño social”, de cualquier modo? El término ha sido típicamente usado para categorizar el trabajo de diseñadores y arquitectos que se han enfocado en asuntos humanitarios y sociopolíticos, aunque sus discursos han resultado insuficientes.

Cambiar el mundo a nivel global o local ha sido la aspiración común de muchos diseñadores. Pero el diseño social camina por una línea muy fina para lograrlo. Código selecciona 5 proyectos de diseño recientes que reflexionan sobre su contexto a la vez que destacan por sus cualidades innovadoras.

1. Agua cotidiana (2013) de Mariana Escobar

La diseñadora mexicana egresada de Centro propone un artefacto para atender el preocupante problema que asedia a algunos territorios de México. El proyecto permitiría rehusar permanentemente el agua utilizada en la regadera por medio de un sistema integrado por tres filtros, una bomba y un tanque de almacenamiento.

El sistema permitiría ahorrar más de 70 mil litros de agua al año, además de reducir los procesos de purificación y transportación. Agua cotidiana fue parte de la plataforma de recaudación de fondos Transformadora de Ciel. Se trata de uno de los diseños recientes más propositivos en torno a las problemáticas sociales del país.

 
 
 

2. Hydro Pack (2013), de Hydration Technology Innovation

f600x400hydropack03

De la misma manera que las plantas purifican el agua al ingresar en sus raíces, Hydro Pack hace potable el agua contaminada de la que se dispone en localidades que han sufrido los embates de una catástrofe natural. Se trata de un sobre filtrador dotado de nutrientes y saborizantes para sobrellevar la crisis con algo más que agua. Su diseño es inteligente al considerar que su forma ahorra quince veces más espacio que los típicos tanques almacenadores de agua. Su vigencia llega a los tres años y, por su peso ligero, puede ser lanzado desde las alturas sin causar daños físicos.

 
 
 

3. Open Source Ceramic Waterfilter (2012) de Unfold

foto-Thomas-Lommée---intrastructures3

Un proyecto de diseño que indaga sobre los beneficios sociales de usar una impresora 3D. Su estructura circula libremente por la red en código abierto para que el filtro pueda ser replicado en territorios con problemas de falta o contaminación de agua.

El primer prototipo fue comisionado para la Bienal de Diseño de Estambul de 2012 como parte de una comisión asignada por OpenStructures, una iniciativa que promueve proyectos que puedan generar redes. En principio, Jesse Howard y Thomas Lomée elaboraron la guía para hacer el calentador de agua con una botella de PET. Más adelante, el colectivo de diseño Unfold —conformado por Claire Warnier (Maastricht, Países Bajos, 1979) y Dries Verbruggen (Brasschaat, Bélgica, 1979)— la reemplazó por una botella de vidrio que sostiene el filtro de cerámica en forma de estrella, producto de la impresión. Las instrucciones para hacerlo pueden encontrarse en su sitio web. Open Source Ceramic Waterfilter no sólo puede ser reproducido sino también modificado por otros usuarios; todo con la finalidad de mejorar su rendimiento.

 
 
 

4. Cycloclean (2011)

cycloclean-water-purifying-bike-537x395

Un minuto de pedaleo en una bicicleta puede significar la potabilización de cinco litros de agua, que es más de lo que una persona promedio puede tomar al día. ¿Qué pasaría si los ciclistas destinaran sus paseos a ese fin? Cycloclean puede lograrlo.

La bicicleta filtradora sólo necesita de la fuerza humana para convertir el vehículo en un motor para bombear el agua a través de una serie de filtros. El procedimiento es sencillo: el usuario llega al lugar en el que se encuentra almacenada el agua sucia, inserta la manguera del dispositivo y empieza a pedalear para generar agua para beber.

La compañía japonesa Nippon Basic diseñó y produjo la maravillosa bicicleta, aunque su producción no ha llegado a un nivel masivo por los altos costos que implica. Un modelo puede llegar a costar alrededor de 6 mil dólares, por lo que algunas de las bicicletas fueron destinadas a los gobiernos locales de Japón y otras más a Bangladesh, China, Indonesia, Myanmar y las Filipinas, según un comunicado de la empresa.

 
 
 

5. Solarball (2011) de Jonathan Liow

solarball2-537x450

Lo que parece una esfera lúdica para un hámster en medio de un terreno natural es, en realidad, un purificador de agua que funciona con la luz solar. La unidad absorbe la energía natural, ocasionando que el agua sucia en su interior pueda evaporarse por el efecto de condensación. El proyecto fue realizado por Jonathan Liow durante sus estudios en la Universidad de Monash, en Australia.

La bola solar puede producir hasta 3 litros de agua potable al día. Su cualidad portátil puede ser, también, una desventaja para poblaciones amplias que requieren de una cantidad masiva de liquido purificado. No obstante, la propuesta es alentadora. Fue finalista en el certámen Australian Design Awards 2011 y, ese mismo año, fue exhibido en la Feria Internacional de Diseño en Milán.


[21 de mayo de 2015]

Cn
A la deriva entre puntos y líneas. Entrevista con Alexander Schellow
Martina Spataro
diciembre 20, 2017
Ar
2018: Las exposiciones más esperadas del primer trimestre
Código
enero 02, 2018
Cn
Lista: 7 documentales sobre el ejército en las calles
Magaly Olivera
diciembre 18, 2017
Cn
Reseña: Star Wars: The Last Jedi y el final del mito
Edgar Rodríguez
diciembre 19, 2017
Ar
Lo mejor de 2017: Los artistas opinan
diciembre 26, 2017
St
Ciudad de México: 5 creadores recomiendan sus lugares favoritos
diciembre 14, 2017
Ar
Lo que queda del año: 10 exposiciones para cerrar el 2017
Código
junio 30, 2017
Ar
Opinión: ¿Para qué sirven las escuelas de arte en la actualidad?
Plataforma Arte Educación
febrero 08, 2017
Cn
15 películas del siglo XXI que destacan por su fotografía
julio 25, 2016
Ds
CDMX: 10 tiendas de diseño que debes conocer
Código
diciembre 20, 2017
Ar
Destacado: Terrence Zhang, fotógrafo de arquitectura
Nydia Valerio
diciembre 22, 2017
Aq
Lo mejor de 2017: Arquitectura y diseño
diciembre 27, 2017
Aq
Columna: Santa Fe a La Mexicana
Juan José Kochen
enero 10, 2018
Cn
Reseña: El espejo opaco. Cuarta temporada de Black Mirror
Rodrigo Pérez-Grovas
enero 05, 2018
Ar
Lista: CDMX, 10 espacios culturales imperdibles
Código
diciembre 18, 2017
Ar
El 2018 en arte: las exposiciones internacionales
Código
enero 08, 2018
Ar
Columna: La imposibilidad de matar al padre
Daniel Montero
diciembre 20, 2017
Ar
Destacado: Paz Errázuriz en el Museo Amparo
Código
diciembre 27, 2017
Lo más leído