/ 2
Ar
Stefan Wirnsperger, MA07 (2016)
Ar
Stefan Wirnsperger, SH01 (2016)

Destacado: Exposición: An Ideal City that Complicates the Real One

marzo 27, 2017

Esta exhibición es una suerte de conversación. Lo es en la medida en que logramos escucharnos —como ha dicho una de las participantes— en medio de la sobreestimulación sonora y visual que implica habitar la ciudad. A la vez, en la medida en que nos encontramos en el cruce tenso entre la ciudad como proyecto y sus diferentes realizaciones. Motivado por una serie de referencias literarias, Stefan Wirnsperger ha construido la maqueta de una ciudad imaginaria. Una con edificios de toda índole ordenados en una retícula, pero también con los elementos resultantes de su descomposición en unidades mínimas. Si se le mira desde cierto punto de vista, la ciudad es legible: los edificios como letras, las avenidas como palabras que apelan a las nociones de temporalidad en La región más transparente, de Carlos Fuentes. Por otra parte, como en La ciudad letrada, del escritor uruguayo Ángel Rama, se atiende esa negociación entre lo ideal —el futuro que aún no existe como perspectiva genética del proyecto— y lo posible. Ese camino entre la planeación de un orden social y la realidad física.

En esa ciudad, en sus bordes, en sus realizaciones, en sus afueras, los participantes de esta exhibición se encuentran como habitantes o transeúntes. Desde diferentes lugares, complejizan sus posibilidades narrativas y la convierten en algo otro. Como afirma Rebecca Solnit en A Field Guide to Getting Lost al referirse a los artistas, su trabajo consiste en encontrar en lo desconocido esas formas o relatos que están todavía por venir.

Desde diferentes prácticas, entonces, se encara la diversidad de estímulos. En un mismo espacio, las ciudades y sociedades entremezcladas, y en constante lucha, en los dibujos de Hasi Zapata; la vuelta sobre los proyectos de modernización en la Ciudad de México de Sara Lambranho (desde el dibujo y las implicaciones materiales), Marie-Claire Blais y Luiza Margan, aproximaciones desde el cuerpo. También, Leslie Cortés y Thorsten Englert, que abstraen el papel de la ciudad como espacio de encuentro; las exploraciones de lo que Wolfgang Lehrner llama la ciudad mundial, y las intervenciones de Ludwig Maravilla, que se ocupan de  problemas, deseos, visiones y absurdos. Ante ese maremagnum, las reacciones desde lo sonoro por La Virgen de Plug y Cinthya García Leyva.

El constructo es una invitación a la errancia por esa ciudad, escenario —como la nuestra— de una obra interminable que, encima, nunca va a repetirse.

[27 de marzo de2017]

Lo más leído