/ 8
Ar
Ingo Günter, World Processor (1989-2015). Vista de instalación en el Centro de Cultura Digital. Imagen cortesía del CCD
Ar
Ingo Günter, World Processor (1989-2015). Vista de instalación en el Centro de Cultura Digital. Imagen cortesía del CCD
Ar
Rodrigo Sigal, vista de instalación Deep Flight (2017). Imagen cortesía del Centro de Cultura Digital
Ar
Olga Subirós (curadora), frente a la instalación 24 hrs in photos(2011) de Erik Kesseles. Imagen tomada del canal de youtube del CCD
Ar
Vista de la exposición Big Bang Data (2017) en el Centro de Cultura Digital (CCD). Imagen tomada del canal de youtube del CCD
Ar
Vista de la exposición Big Bang Data (2017) en el Centro de Cultura Digital (CCD). Imagen tomada del canal de youtube del CCD
Ar
Vista de la exposición Big Bang Data (2017) en el Centro de Cultura Digital (CCD). Imagen tomada del canal de youtube del CCD
Ar
Iván Abreu frente a su obra Minotauros (2017), en el Centro de Cultura Digital. Imagen Cortesía del CCD

Destacado: Big Bang Data en el Centro de Cultura Digital

enero 30, 2017

La datificación es la acción cuantificar, analizar y mercantilizar el derrame de información (búsquedas, conversaciones, fotografías y videos compartidos, entre otros) que los millones de usuarios de Internet alrededor del mundo generan con el uso de redes sociales, aplicaciones, sitios web y los diferentes aparatos tecnológicos existentes. Este fénomeno fue denominado como Big Data por el investigador Viktor Mayer-Schönberger y el analista informático Kenneth Cukier.

Bajo esta premisa, el Centro de Cultura Digital (CCD) presenta la exposición Big Bang Data que reúne más de 30 piezas, entre instalaciones, objetos tecnológicos, software, gráficos, documentos, publicaciones, audiovisuales y piezas artísticas, para abordar el impacto de la datificación y la huella digital que cada persona deja con su actividad en línea, así como sus efectos en la cultura, la política, el arte y la vida diaria.

Curada por la arquitecta y diseñadora Olga Subirós, y el periodista y teórico José Luis de Vicente, la muestra ha itinerado por tres años alrededor de museos y centros culturales de Barcelona, Madrid, Londres, Singapur, Buenos Aires, Santiago de Chile y Lima. Este año, a partir de la colaboración entre Fundación Telefónica, el Centro de Cultura Digital (CCD) y el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), Big Bang Data llega a la Ciudad de México con tres nuevas piezas artísticas comisionadas para el espacio: Deep Flight de Rodrigo Sigal, México Beats de Oscar Marín y Outliers Collective, y Minotauros de Iván Abreu.

Algunas piezas en la muestra: Data will help us (2013), de Jonathan Harris, reflexiona sobre los efectos positivos y negativos del uso de datos; World Processor (1989-2015), de Ingo Günter, es una escultura formada con 14 globos terráqueos que reflejan diferentes temas mundiales abordados desde la datificación; o 24 hrs in photos (2011), de Erik Kesseles,  presenta más de un millón de fotografías libres de Flickr, que es la misma cantidad que se vierte diariamente en esta plataforma. Además, la curaduría presenta obras de artistas y diseñadores como Mark Lombardi, Diller and Scofidio, David Bowen, Ingo Gunther, Aaron Koblin, Fernanda Viegas y Paolo Cirio.

La muestra también aborda la cultura de la vigilancia y sus riesgos, el uso político y ético de los datos en Internet y la propiedad privada de los usuarios. Así, los visitantes podrán consultar el manual Anonimízate. Manual de autodefensa electrónica, que orienta en la preservación de la identidad y privacidad de los usuarios a través de  herramientas, prácticas y recomendaciones al momento de hacer uso de Internet.

Para Subirós y Vicente, la datificación es “un proceso tan determinante en el siglo XXI como lo fue la electrificación en el XIX”, de ahí la importancia para comprender los cambios que está sufriendo el mundo actual a partir del Big Data.

[30 de enero de 2017]

Lo más leído