/ 7
Ds
Pirwi + Horizontec, avión biplaza de madera (2016). Cortesía de Pirwi+Horizontec
Ds
Pirwi + Horizontec, avión biplaza de madera (2016). Cortesía de Pirwi+Horizontec
Ds
Pirwi + Horizontec, avión biplaza de madera (2016). Cortesía de Pirwi+Horizontec
Ds
Pirwi + Horizontec, avión biplaza de madera (2016). Cortesía de Pirwi+Horizontec
Ds
Pirwi + Horizontec, avión biplaza de madera (2016). Cortesía de Pirwi+Horizontec
Ds
Pirwi + Horizontec, avión biplaza de madera (2016). Cortesía de Pirwi+Horizontec
Ds
Pirwi + Horizontec, avión biplaza de madera (2016). Cortesía de Pirwi+Horizontec

Aeronáutica mexicana de vanguardia: un innovador avión de madera

octubre 18, 2016

 

Sustentabilidad, aeronáutica, diseño e innovación. Estas son las características del primer avión de madera fabricado en México, resultado de la asociación de Pirwi y Horizontec. La afinidad de objetivos de ambas empresas, después de tres años de trabajo, da como resultado una propuesta responsable con el medio ambiente y la sociedad que es capaz de cumplir con elevados estándares de calidad, seguridad y estéticos.

En entrevista con Código Alejandro Castro, director ejecutivo de Pirwi, explica que la iniciativa de explorar el diseño de aviación se debe a que “Pirwi siempre ha buscado innovar por medio de la colaboración. [La plataforma no se enfoca] en un tipo de producto, sino que busca un modo de trabajo y una manera de generar cambios. Enfoque ad hoc con cualquier industria”. Al respecto, Giovanni Angelucci, diseñador de la aeronave y cofundador de Horizontec, añade que la alianza “responde a la intención de sumar esfuerzos. Ambas aportan sus fortalezas para enriquecer un proyecto […] con el que se espera reactivar la industria aeronáutica mexicana”.

El prototipo, presentado en el Museo Tamayo durante Design Week México 2016, utiliza la madera como materia prima principal por tratarse de “un material sustentable, natural y resistente”, aspecto fundamental para Pirwi. Giovanni Angelucci (Ciudad de México, 1970), quien ha trabajado en proyectos de diseño y construcción de aviones de madera y materiales ultraligeros por casi una década en Italia y México, apunta que “la madera maciza del abeto de grado aeronáutico es la opción ideal por cuestiones estructurales [y que] el triplay de alta resistencia, hecho de abedul, por su tipo de ensamblaje y pegamentos utilizados, asegura excelentes características mecánicas y de homogeneidad”, aportando gran resistencia y cambios mínimos ante la presencia de humedad. La cohesión monolítica del acabo laminado final se consigue con resina epoxi y fibra vidrio, dando como resultado un compuesto ligero, resistente y rígido, significativamente más ligero que el aluminio y la fibra de carbono. Las características y propiedades de los materiales, sumados al diseño y proceso de producción garantizan la eficiencia y durabilidad para un máximo aprovechamiento del artefacto.

Pirwi + Horizontec, avión biplaza de madera (2016). Cortesía de Pirwi+Horizontec

El diseñador mexicano comenta que “el diseño de ingeniería de la aeronave cumple con requerimientos técnicos estructurales y aerodinámicos que satisfacen las normativas aeronáuticas […] Light Sport Aircraft (LSA), lo que la limita a un peso máximo de despegue de 600 kg y un máximo de dos plazas”. De manufactura artesanal y acabados excepcionales, las unidades contemplan cuatro posibles usos: deportivo, recreativo, escuela y vigilancia territorial. Angelucci añadió que “las innovaciones más importantes son el diseño aerodinámico y el uso de materiales, que dan como resultado un avión que permite volar a 250 km/h de velocidad de crucero gastando 15 litros de combustible por hora. Es decir, $200.00 de gasolina de Valle de bravo a Acapulco”. Por lo que la sociedad considera “haber logrado con éxito una propuesta funcional, estética y responsable, tanto en términos estructurales como ambientales”.

El proyecto, apoyado por el Fondo de Innovación Tecnológica (FIT) por parte del Conacyt y de la Secretaría de Economía desde 2015, también está vinculado con la Universidad Aeronáutica en Querétaro (UNAQ) y cuenta con un equipo de ingenieros aeronáuticos de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica Ticomán. De igual forma Dédalo Conseil, consultoría de investigación, desarrollo tecnológico e innovación, y técnicos internacionales con experiencia en materiales compuestos, han asesorado al equipo responsable de la producción del prototipo.

Pirwi + Horizontec, avión biplaza de madera (2016). Cortesía de Pirwi+Horizontec

La colaboración entre Horizontec y Pirwi contempla a corto plazo la producción de 5 aeronaves en la categoría LSA, con lo que se reforzarán procesos de producción y de manufactura para poder llegar a una flota de entre doce y quince aviones en el 2018. Con un costo de 180,000 dólares y sobre pedido, el diseño de cada unidad se personalizará al gusto y las necesidades del cliente, quien podrá elegir molduras, colores y modelo de motor. ¿Cuáles son los objetivos a mediano y largo plazo? “Diseñar y producir un avión de 4 plazas en madera”.

Desde la década de 1950 no se han fabricado aviones completos en México, por lo que la relevancia de diseñar aviones en el contexto mexicano en este punto es esencial. Castro y Angelucci insisten en que “se trata de diseñar y producir en México para los mexicanos y de desarrollar un producto nacional de excelencia, innovador y eficiente que incentive una cultura turística aeronáutica similar a la de E.U.A. y Europa”.

 

[18 octubre 2016]

Cn
Columna: Los monstruos que somos. Representaciones fantásticas de la violencia en el cine mexicano contemporáneo
Hipatia Argüero Mendoza
enero 24, 2018
Aq
Echoes of a Land: Pabellón de México en la Bienal de Arquitectura de Venecia. Entrevista con Gabriela Etchegaray
enero 26, 2018
Ar
Columna: Continuo/Discontinuo. Las ferias de arte
Daniel Montero
febrero 14, 2018
Ar
Agenda: Guía de actividades de la semana del arte
febrero 01, 2018
Ar
Lista: El reino de lo intangible. Ramas del arte digital
Javier Villaseñor V.
febrero 19, 2018
Cn
Lista: 6 películas para conocer la cuestión kurda
Andrés Arce
febrero 12, 2018
Ar
Reseña: Materia a punto del colapso. José Dávila en OMR
Javier Villaseñor V.
febrero 22, 2018
Aq
Destacado: La luz como material. El pabellón de Frida Escobedo para la Serpentine Gallery en Londres.
febrero 09, 2018
Ar
Lista: 7 momentos fundamentales de Cerith Wyn Evans
febrero 06, 2018
Cn
Reseña: Armonía. La música como lingua franca
Andrés Arce
enero 29, 2018
Vd
Oaxaca: Antiguos y nuevos sabores
enero 22, 2018
Ar
Columna: ¿Qué hacer?
Santiago Robles
enero 17, 2018
Ar
2018: Las exposiciones más esperadas del primer trimestre
Código
enero 02, 2018
Ar
Lo mejor de 2017: Los artistas opinan
diciembre 26, 2017
Cn
A la deriva entre puntos y líneas. Entrevista con Alexander Schellow
Martina Spataro
diciembre 20, 2017
Cn
Reseña: Star Wars: The Last Jedi y el final del mito
Edgar Rodríguez
diciembre 19, 2017
Cn
Lista: 7 documentales sobre el ejército en las calles
Magaly Olivera
diciembre 18, 2017
St
Ciudad de México: 5 creadores recomiendan sus lugares favoritos
diciembre 14, 2017
Ar
Lo que queda del año: 10 exposiciones para cerrar el 2017
Código
junio 30, 2017
Ar
Opinión: ¿Para qué sirven las escuelas de arte en la actualidad?
Plataforma Arte Educación
febrero 08, 2017
Cn
15 películas del siglo XXI que destacan por su fotografía
julio 25, 2016
Ar
Oaxaca: Visión e ideas
enero 29, 2018
Ar
La semiótica de los objetos. Entrevista con Rodolfo Díaz Cervantes
Javier Villaseñor V.
febrero 02, 2018
Ar
El arte no es un lugar para crear narrativas. Entrevista con Dahn Vō
María Minera
febrero 09, 2018
Ds
Rising Talents: El diseño joven italiano. Maison & Objet París
enero 30, 2018
Md
Destacado: F is for... The ring of the future. FENDI y el anillo del futuro.
febrero 06, 2018
Ar
Ensayo: El peso de la luz
Eugenio Tiselli
enero 31, 2018
Ds
Cecilie Manz, el carácter de la simpleza
enero 25, 2018
Lo más leído