Ds

06.08.2018

Lista: 7 iniciativas de arquitectura y diseño que impulsan la educación

La arquitectura y el diseño juegan un papel fundamental en la construcción de experiencias de aprendizaje: sea a través de la vivencia y las cualidades propias de un espacio destinado a la educación; sea a través de experiencias encausadas por objetos que amplían las capacidades de aprendizaje.

Estas siete iniciativas incentivan una mirada a las necesidades educativas del siglo XXI: agendas que impulsan el vínculo entre ciencia, tecnología y arte, visiones de sustentabilidad, seguridad y concentración.

 

DISEÑO

MAKEDO, de Paul Justin

Implementado por primera vez en Melbourne, Australia, MAKEDO es un sistema constructivo que, actualmente, tiene replicas en muchas ciudades del mundo. La base del proyecto es sencilla: herramientas impresas en 3D que permiten unir piezas de cartón. Paul Justin, su creador, ha dicho que «MAKEDO es un sistema de construcción que no enseña a los niño a qué pensar, sino a cómo pensar… impulsando habilidades esenciales para el aprendizaje del siglo XXI: pensamiento crítico, solución de problemas e imaginación, aunando a que todo es completamente reutilizable». Es una herramienta que empata con los modelos STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas) de aprendizaje, empatando el conocimiento con escenarios constructivos de la vida real.

Otro fundamento de MAKEDO es el énfasis que pone en los procesos: los modelos que han implementado los diseños, brindan una plataforma para explorar y construir hipótesis. Se busca que con estas herramientas, los profesores sean sólo mediadores y permitan a los estudiantes llevar la batuta de su propio proceso de aprendizaje.

 

MAKEDO. Cortesía de HundrED.

 

ARQUITECTURA

—Escuela Rural Productiva, de COMUNAL: Taller de Arquitectura

COMUNAL, taller reconocido como una de las voces emergentes de la arquitectura por The Architectural League, trabajan con esquemas colaborativos de diseño y construcción, utilizando técnicas y saberes populares, así como materiales sustentables y accesibles con recursos limitados.

Tras su colaboración en la construcción de viviendas en la comunidad de Tepetzintan, en la Sierra norte de Puebla, el estudiantado del Bachillerato Rural Digital núm. 186 de Tepetzintan solicitó el apoyo del taller para autoconstruir su escuela.

Así este proyecto tiene un elemento de autogestión: la comunidad, al no contar con un espacio para que los jóvenes continuaran sus estudios al concluir la secundaria, solicitaron el apoyo de COMUNAL.

Para la Escuela Rural Productiva se desarrolló un programa arquitectónico que atiende de manera directa las necesidades de la comunidad, en específico, el aprendizaje de oficios y el rescate de métodos tradicionales de cultivo, con el fin de detonar cadenas productivas locales.

A principios de este año lanzaron una convocatoria de donaciones, para fondear el proyecto y garantizar la obtención de materiales. A la par, capacitaron a la comunidad —a partir de los planos propuestos— con técnicas constructivas. El proyecto terminó su primera etapa en 2017 y este año comenzó la segunda, que busca anexar dos aulas para alojar a los estudiantes del periodo agosto-diciembre 2018.

Render de la Escuela Rural Productiva, 2017. Tomada de Arquine.

 

DISEÑO

Dough Universe STEAM learning kit, de Technology Will Save Us

STEAM es el acrónimo en inglés para referirse a science, technology, engineering, art, and mathematics, es decir, ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas, áreas que el estudio de diseño y tecnología Technology Will Save Us, establecido en 2012, busca integrar en los aprendizajes escolares cotidianos.

Para lograrlo diseñaron tres kits de aprendizaje basados en una clase especial de plastilina que conduce la electricidad. El CEO del estudio Bethany Koby, dice que aproximadamente «65 por ciento de los niños que actualmente inician la primaria, tendrán trabajos que aún no existen» y, por lo tanto «buscamos brindarles las herramientas y los juguetes que les permitan desarrollar habilidades para el futuro».

Los kits de Dough Universe incluyen: Techno Sounds Kit, que enseña a los niños sobre las capacidades sonoras de la electricidad; Electro Machines Kit, que los introduce en los fundamentos básicos de la mecánica con componentes «que hacen a la plastilina girar, revolcarse y moverse»; y el Bright Creatures Kit, que incluye sets de luces, leds y timbres, que permitirán a los niños modelar creaturas dinámicas. A la par de estos kits físicos, el estudio lanzó una app para iOS y Android, que a través de historias y retos— dan a los niños los fundamentos para trabajar con electricidad.

 

ARQUITECTURA

—Parque astronómico de la Zhenze High School, de Specific Architects + Unit Architects

Los arquitectos tienen predilección por generar espacios astronómicos que unifiquen la vida pública con la cultura astronómica: la contemplación de los cielos en un espacio propicio también para la dispersión y la concentración.

Como parte de la oferta cultural de la Zhenze High School en la provincia de Jiangsu Sheng en China, Specific Architects y Unit Architects diseñaron un parque que incluye un pabellón astronómico. Este parque permite la observación del cielo sin la interferencia de la ciudad circundante. Adicionalmente, como parte del complejo, Specific Architects + Unit Architects también diseñaron un planetario.

Vista aérea del parque astronómico de la Zhenze High School. Fotografía de Hengzhong LYU. Cortesía de ArchDaily.

 

PROGRAMACIÓN

PIP, de Curious Chip

La práctica educativa evoluciona, y es claro que se deben implementar nuevos mecanismos para llegar a las generaciones más jóvenes quienes reciben nuevos estímulos y tienen nuevas formas de socialización. A este respecto, los videojuegos fungen como un campo de posibilidad que unifican lo lúdico con lo pedagógico.

Curious Chip, un estudio británico, generó un gadget que introduce a los niños —y al público en general— a los fundamentos de la programación, a partir de videojuegos conocidos como Snake o PacMan; posibilitando, así, que los usuarios poco a poco puedan adentrarse y programar sus propios juegos y aplicaciones en lenguajes como Javascript, Python y HTML.

El fundamento de PIP es la consola Raspberry Pi, una iniciativa de código abierto que busca difundir la naturaleza de los lenguajes de programación. Con este espíritu, PIP es también compatible con muchos otros instrumentos fácilmente accesibles en tiendas, para expandir los aprendizajes posibles más allá de la consola misma.

 

ARQUITECTURA

—Extensión del templo de Buddhanimit, de Skarn Chaiyawat, Rina Shindo y Witee Wisunthumporn

El diseño de este anexo al templo de Buddhanimit, en el área rural de Tailandia, pretende alojar a estudiantes y monjes novicios. La escuela busca proveer de una educación a aquellas familias imposibilitadas a pagar una escuela pública y, considerando la cantidad de enrolamiento que han tenido en los últimos años, decidieron ampliar el área de dormitorios y alojamientos.

A partir de un aula abandonada, el equipo de arquitectos decidió implementar una revisión a la estructura, ahorrando costos y permitiendo, así, agregar al proyecto una biblioteca y un área de duchas. «El diseño busca ser amigable con el ambiente y respetuoso de su contexto, contribuyendo al modo de vivir de los monjes novicios». La estructura aprovecha la luz natural del entorno, con bloques de ventilación de cemento a lo largo de las paredes y la incorporación de bloques traslúcidos en muros y techos.

Esta nueva estructura podrá dar alojamiento a 40 nuevos monjes y estudiantes, potenciando tanto la educación básica como la formación espiritual.

 

ARQUITECTURA

—Animo South Los Angeles High School, de Brooks + Scarpa

Localizada en barrio de Westmon-West Athens, una de las zonas con mayor índice delictivo en el condado de Los Ángeles, la preparatoria de Animo South Los Angeles fue destruida en 2014 por un incendio.

El estudio Brooks + Scarpa se dio a la tarea de rediseñar el complejo con un presupuesto limitado. Para contrarrestar el contexto vivido en la zona, los arquitectos eligieron que la fachada de la escuela fuese visualmente abierta, pero completamente segura, para lo que la revistieron de un reticulado de aluminio amarillo brillante. De este modo, los arquitectos evitaron generar límites o fronteras tangibles que ocasionaran más separación en la zona y, más bien, dejaron que las propias paredes de la escuela fungieran como coraza protectora.

«El uso específico de recubrimientos, ventanas, con color y transparencia, brindan un memorable sentimiento de riqueza, dando pie a instantes brillantes en un barrio sumamente difícil». El reticulado de aluminio, además de proteger el interior de las instalaciones, está pensado para dejar pasar la luz y el aire y, a la par, brindar sombra entre los pasillos que conectan a los tres edificios principales del campus. Esta iniciativa, otorga un valor agregado a los miembros de la comunidad: no sólo se reconstruyó una escuela, sino que también se generó un espacio de seguridad y se dotó de una nueva identidad visual a esa zona de la ciudad.

Animo South Los Angeles High School. Fotografía de Tara Wucjik. Cortesía de Dezeen.

 

Javier Villaseñor V. es licenciado en Arte por la UCSJ. Se ha desempeñado como escritor y curador en el estudio de un escultor y como artista digital de manera independiente. Es fiel seguidor de David Foster Wallace y cree en las letras como un medio de redención. Instagram / Twitter: @filantropofago

Javier Villaseñor V.

Es licenciado en Arte por la UCSJ. Se ha desempeñado como escritor y curador en el estudio de un escultor y como artista digital de manera independiente. Es fiel seguidor de David Foster Wallace y lector amante de Virginia Woolf. Cree en las letras como un medio de redención. Instagram / Twitter: @filantropofago

Fotograma de Espartaco (1960)