Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1 [name] => Sin categoría [slug] => sin-categoria [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 169 [filter] => raw ) ) Revista Código | Arte, Arquitectura, Diseño, Moda, Estilo
/ 1

Agente de cambio: arquitectura911sc

julio 30, 2012

arquitectura911sc pretende cambiar la percepión de los desafíos que nos impone la ciudad a partir de la arquitectura, como un primer paso para llevar a la práctica proyectos que mejoren la condición urbana.

Háblanos de la práctica que desarrolló arquitectura911SC.

Nos consideramos un despacho que busca vincular los aspectos físicos y sociales de la arquitectura y generar un trabajo que igualmente está informado y condicionado por la ciudad. Estamos convencidos de que la arquitectura y el urbanismo tienen la capacidad de tomar un papel más activo identificando condiciones y actores que producen determinadas formas de ciudad. La negociación de las complejidades de trabajar en un lugar como México no es ajena a la arquitectura misma, sino una condicionante que se puede negociar desde nuestra disciplina.
El fatalismo que caracteriza a los habitantes de la ciudad frente a sus problemas suele ignorar las pequeñas y grandes acciones que sí mejoran las condiciones de vida en la misma. Nosotros nos consideramos optimistas pragmáticos; pensamos que hay problemas que se pueden abordar desde tres ejes: modificando prácticas individuales, culturales o empresariales, creando mejores políticas públicas y, finalmente, ofreciendo mejores servicios y productos desde la iniciativa privada.
Dos ejemplos clave son la movilidad y la vivienda social; proyectos que hemos realizado como el corredor de transporte en Neza o el proyecto Integrara Iztacalco, realizado para un desarrollador inmobiliario muy grande, pueden cambiar percepciones y patrones de moverse y vivir en la ciudad.

Muchos de los proyectos que realizan los arquitectos se quedan en el papel. Aún así, ¿crees que pueden detonar algo?
A nosotros nos interesa ser una práctica igualmente fuerte en lo conceptual que en lo material. Pensamos que la investigación y la reflexión son tan importantes como la materialización. Hay proyectos que toman décadas en construirse, desde que son ideas hasta que tiempo después se concretan como una comisión pagada por un cliente. Un ejemplo de esto es nuestro trabajo en Ciudad Neza, que empezó siendo investigación, luego una tesis doctoral, pasó por exhibiciones y proyectos curatoriales y finalmente alguien nos buscó para hacer un proyecto de un corredor de BRT (Mexibus) por Neza y Chimalhuacán. No sabemos si por diseño o por accidente, nos hemos convertido en un despacho que despliega ideas que luego se pueden convertir en proyectos. Nos sentimos igual de cómodos participando en un concurso abierto y público (como nuestro proyecto para el Conjunto de Artes Escénicas de Guadalajara), que imaginando un proyecto sin cliente, que sirve para abrir una discusión sobre la condición urbana y que tiene cierta potencialidad de realizarse.

Muchas veces sus proyectos, una vez entregados, necesitan ser llevados a la práctica por una institución privada o pública. Pienso en algunas azoteas verdes en edificios públicos que después fueron abandonadas. ¿Qué pasa ahí con la labor y el compromiso de quien conceptualizó el proyecto?
Solemos pensar que el trabajo del arquitecto inicia con una comisión (pública o privada) y termina al entregar el proyecto o terminar el edificio. Nosotros pensamos que es posible expander este proceso, involucrándonos desde antes al identificar y conceptualizar esos problemas, además de entender que el papel del cliente implica mucho más que pagar el proyecto. Cualquier proyecto tiene lo que en inglés se dice stakeholders, o partes interesadas. Nos gusta reconocer desde un inicio la forma en que las distintas partes interesadas se relacionan, se involucran, se modifican o se benefician de una acción.

¿Qué nos recomendarías para volvernos también un agente de cambio?
Como dice Don Draper de la serie Mad Men: “Si no te gusta de lo que están hablando, cambia la conversación.” Creo que la mejor forma de encarar las distintas resistencias es ampliando las conversaciones. Estamos convencidos de que como despacho de arquitectos, lo que hacemos es expandir los temas, cambiar percepciones, comunicar a partir de argumentos. El primer cambio es fundamentalmente uno de percepción frente a los problemas.

Sé que también realizas un trabajo importante difundiendo trabajos de tus colegas, tanto a nivel académico, como a nivel de divulgación. ¿Cómo crees que esto pueda cambiar actitudes o generar cambios?
Estamos convencidos de que las colaboraciones y el fortalecimiento gremial contribuyen a hacer de la arquitectura una disciplina más relevante ante la sociedad. Más que la divulgación en sí misma, lo que nos interesa es buscar excusas para tener conversaciones más interesantes.

Recomiéndanos tres agentes de cambio.
Hemos tenido la oportunidad de colaborar con la gente del ITDP y de CTS, dos organizaciones no gubernamentales vinculadas a los problemas de movilidad y transporte. Personas como Adriana Lobo, Bernardo Baranda, Xavier Treviño o Dhyana Quintanar están haciendo muchísimo para cambiar la manera en que nos movemos en esta ciudad.
Otros, como Andrés Lajous, están recuperando la posibilidad de hacer del intelectual público un verdadero agente de cambio en cuanto a las percepciones, las prácticas y los debates sobre la vida urbana y pública de este país.
Finalmente, la sociedad civil, desde sus distintas trincheras, ya sea una comunidad marginada en Ciudad Juárez o un grupo de vecinos que quieren recuperar una barranca como espacio público, nos han demostrado que las iniciativas que producen formas de acción más relevantes vendrán de lugares que no son necesariamente las jerarquías públicas y privadas.


www.arq911.com

Ar
2018: Las exposiciones más esperadas del primer trimestre
Código
enero 02, 2018
Ar
Lo mejor de 2017: Los artistas opinan
diciembre 26, 2017
Ar
Columna: ¿Qué hacer?
Santiago Robles
enero 17, 2018
Cn
Lista: Las películas que llegan a México en el 2018
enero 22, 2018
Cn
A la deriva entre puntos y líneas. Entrevista con Alexander Schellow
Martina Spataro
diciembre 20, 2017
Cn
Reseña: Star Wars: The Last Jedi y el final del mito
Edgar Rodríguez
diciembre 19, 2017
Cn
Lista: 7 documentales sobre el ejército en las calles
Magaly Olivera
diciembre 18, 2017
St
Ciudad de México: 5 creadores recomiendan sus lugares favoritos
diciembre 14, 2017
Ar
Lo que queda del año: 10 exposiciones para cerrar el 2017
Código
junio 30, 2017
Ar
Opinión: ¿Para qué sirven las escuelas de arte en la actualidad?
Plataforma Arte Educación
febrero 08, 2017
Cn
15 películas del siglo XXI que destacan por su fotografía
julio 25, 2016
Ar
Destacado: Terrence Zhang, fotógrafo de arquitectura
Nydia Valerio
diciembre 22, 2017
Aq
Lo mejor de 2017: Arquitectura y diseño
diciembre 27, 2017
Aq
Columna: Santa Fe a La Mexicana
Juan José Kochen
enero 10, 2018
Cn
Reseña: El espejo opaco. Cuarta temporada de Black Mirror
Rodrigo Pérez-Grovas
enero 05, 2018
Ar
El 2018 en arte: las exposiciones internacionales
Código
enero 08, 2018
Ar
Video: Los esenciales de Oaxaca
enero 15, 2018
Ar
Destacado: Paz Errázuriz en el Museo Amparo
Código
diciembre 27, 2017
Ar
Cuestionario Código: Gilberto Esparza
Código
enero 05, 2018
Ar
La dimensión de las fronteras desdobladas. Entrevista con Luis Camnitzer
Martina Spataro
enero 19, 2018
Cn
Reseña: Espejos y reflejos. La forma del agua
Javier Villaseñor V.
enero 18, 2018
Lo más leído